- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Triunfó Hamas, pero ganó Israel

[1]

Por Ricardo Israel Zipper (para Safe Democracy)

Ricardo Israel Z. explica por qué el gran beneficiado por el triunfo de Hamas es –paradójicamente– Israel, y los más perjudicados –por la antesala de una guerra civil palestina– podrían ser Egipto y Jordania, y la misma causa palestina. Ricardo Israel Z. cree que se está configurando un escenario internacional donde el extremismo de Hamas le va a permitir a Israel tomar decisiones que antes eran inviables: llevar adelante el plan de retirada unilateral de buena parte de Cisjordania, fijando de hecho los límites de la nación palestina.


[2] Ricardo Israel Z. es abogado y politólogo. Tiene un Ph.D. y un master en Ciencia Política de la Universidad de Essex y es Catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Chile. Dirige el Centro Internacional para la Calidad de la Democracia y la Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Chile. Preside el Comité de Fuerzas Armadas y Sociedad de la Asociación Mundial de Ciencia Política. Ha publicado decenas de libros y ensayos traducidos a varios idiomas y es conductor y comentarista de programas políticos e internacionales en Radio y TV.

ES CURIOSO, PERO EN DIPLOMACIA EL GANADOR de la elección de Hamas ha sido Israel. En efecto, hasta hace poco tiempo Israel tenía serios problemas en sus relaciones con los países europeos y Ariel Sharon era visto como un obstáculo a la paz.

Pero la situación comenzó a cambiar con el retiro unilateral de Gaza, y sobre todo, con elecciones impecablemente democráticas que depositaron a Hamas en el gobierno palestino.

AISLAMIENTO INTERNACIONAL
A partir de ese momento, el hecho de que no renunciara al terrorismo, que no reconociera a Israel, que llamara a su destrucción, que rechazara los compromisos internacionales de la Autoridad Palestina, incluyendo aquellos que permitieron su propia llegada al gobierno han generado una situación de aislamiento, no sólo con los países de la Unión Europea, sino también con muchos países árabes que se han asustado con sus propuestas extremistas. De hecho, Irán parece ser el único país totalmente comprometido con el apoyo al gobierno de Hamas.

MUCHAS ARMAS EN MUCHAS MANOS

Lo que era un problema de recursos se transformó en la antesala de lo que podría ser una guerra civil con la decisión de Hamas de transformar a sus milicias en cuerpos de seguridad paralelos a la policía palestina, en un abierto desafío al presidente Abbas, el que parece contar cada vez con menor poder.

El mandatario pretende salir de esta situación a través de la convocatoria a un referéndum, como medio pacífico de resolver una crisis que se ha dado muchas veces, sobre todo en África: muchas armas en muchas manos. El texto del referéndum sería uno redactado por dirigentes palestinos prisioneros en cárceles israelíes.

EGIPTO Y JORDANIA, PERJUDICADOS

Esta situación de conflicto entre palestinos recuerda lo que pasó en las décadas del 60 y del 70 en los campamentos de refugiados. La diferencia es que no se trataba entonces de una división entre una visión laica y una fundamentalista como ahora, sino que era entre Al Fatah y sus contendores de esa época: grupos de orientación marxista-leninista, hoy casi desaparecidos.

Si Palestina viviera un periodo previo a una guerra civil, el país mas afectado no sería Israel considerando su poderío militar, sino vecinos como Egipto y Jordania, quienes han tenido que enfrentar desde hace décadas a grupos fundamentalistas.

[3] ISRAEL, FAVORECIDO
¿Por qué entonces Israel ha salido favorecido de una situación que puede desembocar en un enfrentamiento violento en los territorios palestinos?

Por una razón: como lo demostró la visita del primer ministro Ehud Olmert a Washington, se está configurando un escenario internacional donde el extremismo de Hamas le va a permitir tomar decisiones que antes no eran viables desde el punto de vista internacional.

Así, es probable que Israel se retire de parte de la Cisjordania, transforme a la cerca de seguridad en la frontera, y cree, por lo tanto, de hecho los límites de la nación palestina.

PIERDE LA CAUSA PALESTINA
Palestina nacería a la vida independiente con un reclamo territorial, y por lo tanto, no es bueno que no se dé un acuerdo, pero en la práctica se agregaría a una larga lista de países que tienen problemas territoriales con sus vecinos, tales como Bolivia con Chile y México con Estados Unidos.

Pero la evidencia está mostrando, que mientras Hamas esté en el poder, disminuye apreciablemente el apoyo internacional a la causa palestina, ya que con su política de rechazo a todo acuerdo y reconocimiento, se facilita la decisión de Israel, ya que aparece sin interlocutor con quien negociar.