- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Qué se juegan los mexicanos

[1]

Por Ariel Moutsatsos (para Safe Democracy)

Ariel Moutsatsos dice que es evidente que el tema principal en México es la Economía y la impostergable reforma fiscal, en un país que no crece y carece de dinamismo. Moutsatsos cree que lo que está en juego en estas elecciones no es una batalla entre derechistas y progresistas, ni es el triunfo de una visión conservadora o liberal, ni siquiera un enfrentamiento entre independentistas versus realistas o entre revolucionarios contra porfiristas. Sepa qué se está jugando México ante estas elecciones y entienda por qué el socialismo español y el chileno pueden servir como ejemplos para crear desarrollo sostenido, mejorar el nivel de vida y disminuir la pobreza y las desigualdades sociales entre los mexicanos.


[2] Ariel Moutsatsos es periodista mexicano de origen griego, egresado del Tecnológico de Monterrey. Tiene un Master en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense, y ha sido corresponsal internacional en Nueva York, Europa y Oriente Medio. Cubrió los atentados terroristas del 11-S y 11-M para la televisión y radio mexicana. Ha impartido cátedra de Terrorismo Internacional y de Prensa Comparada. Vive en París.

EL PROBLEMA DE MÉXICO ES QUE SUS PRESIDENTES QUIEREN reinventar el país cada seis años. Esta frase, muy pronunciada por los analistas y políticos mexicanos críticos, ilustra la trascendencia que tienen los cambios de gobierno, pero sobre todo habla de la enorme repercusión de los relevos presidenciales en el rumbo del país. Algo que se repite en varias naciones latinoamericanas.

[3] EMPATE TÉCNICO
A pocos días de que los mexicanos elijan un nuevo mandatario para el próximo sexenio (que comenzará el 1 de diciembre), las encuestas siguen mostrando un empate técnico entre el candidato de la derecha en el poder, Felipe Calderón (PAN), y el opositor de izquierda-populista, Andrés Manuel López Obrador (PRD).

Algunos estudios de opinión dan una ventaja de uno o dos puntos a Calderón y otros ponen a López Obrador a la cabeza por un margen similar. Lo que las encuestas no dicen es qué se juega México el 2 de julio.

DEMASIADAS CUESTIONES SIN RESOLVER
Durante el sexenio que está en el ocaso, la falta de habilidad política del actual presidente de la República Vicente Fox así como la irresponsabilidad de la mayoría de los políticos de las dos principales fuerzas opositoras, dejó una enorme cantidad de cuestiones sin resolver, algunas de ellas vitales para la estabilidad futura e inmediata del país. Especialmente entre diputados y senadores, quienes antepusieron en un sinnúmero de ocasiones los juegos políticos y partidistas al interés supremo de la nación.

ES LA ECONOMÍA…

En uno de los últimos debates presidenciales, quedó claro que el tema central es la Economía. Calderón habló de crear más empleos y López Obrador se enfocó en la necesidad de más programas sociales.

Pero ni uno ni otro podrán cumplir sus objetivos sin resolver la más importante de todas las facturas pendientes: la impostergable reforma fiscal.

En palabras de Ángel Gurría, ex ministro de Finanzas y nuevo Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la reforma fiscal integral es la más urgente, es la primera, la segunda y la tercera prioridad.

EL PETRÓLEO QUE SUBE
La carga fiscal de México es –como lo señaló Gurría– una de las más bajas del mundo y para sustituir esta fuente de recursos lo que se ha hecho es utilizar los ingresos petroleros. En el primer trimestre de este año el país creció 5 por ciento (en parte, según analistas, por los altos precios del petróleo) pero la expectativa de crecimiento anual no supera el 3.6 por ciento, mientras que India y China, los principales rivales de México, crecen de forma sostenida entre un 8 y un 9 por ciento anual.

Y UN PAÍS QUE NO CRECE
Es evidente que la economía mexicana carece de dinamismo, que no se crean los empleos suficientes al ritmo adecuado y por tanto que al país le hace falta crecer.

Si la reforma fiscal se aprobara y México elevara sensiblemente sus niveles de crecimiento, el país estaría en posición de favorecer significativamente la creación de empleos y tendría también recursos para atender las demandas sociales más apremiantes como salud, educación e infraestructura, asuntos que al día de hoy permanecen muy rezagadas.

EL SOCIALISMO QUE CREA DESAROLLO
Curiosa y contrariamente a lo que suele creerse, han sido gobiernos socialistas –como el de Felipe González en España o los de la post-dictadura en Chile– los que llevaron a cabo programas sociales financiados a través de profundas reestructuras fiscales, que, por su envergadura, condujeron asimismo a un desarrollo sostenido e incidieron en el mejoramiento constante y gradual del nivel de vida, en la disminución de la pobreza y de las desigualdades sociales.

Además de los efectos ya mencionados, el crecimiento del empleo tiene incidencia directa en la migración y la inseguridad pública, porque disminuye la necesidad de emigrar en busca de trabajo y mejores condiciones de vida; en tanto que la parte de la inseguridad pública que tiene sus orígenes en la pobreza, lógicamente también baja.

Así, el gasto social sin fuente de financiamiento empobrece más –a la larga– y es algo tan tentador como peligroso, pues sus efectos no son limitados o fácilmente reversibles. Son el crecimiento y el desarrollo sostenidos las llaves que rompen el círculo vicioso que tiene presos a la mayoría de los países de Latinoamérica.

[4] LA VIABILIDAD DEL PAÍS, EN JUEGO
Lo que se juega entonces México (el 2 de julio) no es simplemente una batalla entre derechistas y progresistas, ni es el triunfo de una visión conservadora o liberal, no es un vil enfrentamiento entre independentistas versus realistas o entre revolucionarios contra porfiristas, como declaró recientemente López Obrador al diario español El País.

Lo que se juega México el dos de julio es su viabilidad como país. Otras naciones latinoamericanas ya han escogido su camino. Y las consecuencias positivas y negativas están a la vista. Ahora toca el turno a los mexicanos.

Qué curioso que tantas cosas tan trascendentes puedan decidirse con sólo un crayón y una papeleta.

Safe Democracy le invita a suscribirse gratis al boletín electrónico semanal, con el análisis y los comentarios de nuestros expertos internacionales (pinche aquí). [5]