- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Consideraciones para el conflicto de Oriente Medio

[1]

Por Carlos Escudé (para Safe Democracy)

Carlos Escudé escribe 14 breves consideraciones para el conflicto de Oriente Medio y llega a dos conclusiones centrales: por un lado, la operación de pinzas llevada a cabo entre Hamas y Hezbollah –bajo mandato iraní– ha puesto en desventaja táctica a Israel, pero le ha brindado la oportunidad estratégica de destruir a Hezbollah. Escudé cree asimismo que Israel y Occidente deben evitar a toda costa que Irán adquiera armas nucleares, ya que de hacerlo cambiaría para siempre la configuración de intereses de Occidente en Oriente Medio. Para ello, Israel debe frenar a Irán; sino lo hace, en el mediano plazo estará perdida. Occidente también, pero en un plazo más largo.


[2] Carlos Escudé es Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Yale y profesor de Relaciones Internacionales. Dirige el Centro de Estudios Internacionales y de Educación para la Globalización en la Universidad del CEMA (en Buenos Aires). Ha sido asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de su país.

UNO La retirada de la Franja de Gaza demostró ser desacertada. Por las características de la cultura árabe, se percibió como debilidad israelí. Probablemente si no hubiera habido retirada, Hamas no hubiera ganado las elecciones palestinas.

DOS
Todos los pronósticos optimistas respecto de la ventaja de contar con un gobierno palestino integrado por Hamas resultaron errados. Hamas no ha dejado de ser lo que siempre fue: una organización terrorista afiliada al extremismo islamista más peligroso.

TRES
Por otra parte, la operación de pinzas llevada a cabo entre Hamas y Hezbollah puso a Israel en desventaja táctica, sin más remedio que atacar.

CUATRO
No obstante, esta crisis genera oportunidades estratégicas de gran importancia. La primera es la posibilidad de destruir a Hezbollah.

CINCO

La segunda oportunidad es más relevante y es una cuestión de vida o muerte. Sabemos que la verdadera amenaza proviene de la teocracia iraní, un Estado a punto de convertirse en nuclear y cuyo presidente profiere amenazas permanentes contra Israel.

SEIS
Tarde o temprano, Irán adquirirá armas nucleares. Cuando esto ocurra, la paridad estratégica entre Israel e Irán cambiará para siempre la configuración de intereses de Occidente en Oriente Medio.

SIETE
Mientras Israel sea la única potencia nuclear de la región, será percibida por muchos en Estados Unidos como una cabecera de puente conveniente de Occidente en Oriente Medio.

Más allá del legítimo derecho a existir del Estado de Israel, son muchos en Occidente los que piensan en estos términos tan crudamente realistas.

OCHO
Pero cuando Irán se convierta en potencia nuclear, la posibilidad de que una guerra atómica entre Israel e Irán devenga en guerra mundial holocáustica cambiará las percepciones occidentales. La cabecera de puente se percibirá como peligrosa, y muchos en Estados Unidos optarán por una retirada táctica y querrán sacrificar al mismo Estado de Israel.

NUEVE
Para aumentar sus posibilidades de supervivencia, el Estado de Israel debe evitar que esta configuración de intereses termine de plasmarse. Para ello es esencial impedir que Irán se convierta en potencia nuclear.

La única manera de evitarlo es a través de un ataque preventivo nuclear contra Teherán. Alcanza con un Jericó II con ojiva nuclear.

DIEZ

Si Israel no ataca ahora, en el mediano plazo estará perdida. Occidente también, pero en un plazo más largo.

ONCE
Por cierto, la singularidad de esta etapa de la historia del mundo consiste en que, por primera vez en toda la historia humana registrada y desde Hiroshima, las grandes potencias se han abstenido de usar sus armas de máximo poder destructivo para librar sus guerras. Esto ha equiparado el poder militar de Estados muy poderosos con el de otros menos poderosos. Nunca antes en la historia humana se dio este fenómeno.

En la Segunda Guerra Mundial, y antes en la Primera, y antes aún en las guerras napoleónicas…, siempre, las grandes potencias pusieron sobre la mesa todo su poder destructivo. Pero a partir de Hiroshima, Occidente (y Rusia también) se civilizaron y humanizaron en lo que fue una verdadera proeza moral.

DOCE

El problema reside en el hecho de que el extremismo islamista no compartió con Occidente este progreso moral y se aprovecha de la actitud humanitaria de potencias nucleares que se comportan como si no lo fueran, para librar sus guerras santas contra Israel y contra Occidente todo.

TRECE

En el largo plazo, Occidente e Israel estarán perdidos si persisten en esta conducta moralmente superior.

CATORCE
Para sobrevivir habrá que acudir a la inclemencia que usa el enemigo. Si se opta por esa inclemencia la victoria es inmediata debido a la diferencia abismal de poder. Pero si continúa en vigencia el doble estándar por el cual el enemigo apela a cualquier medio de que disponga para atacar, pero Israel y Occidente se abstienen de usar su poder máximo, entonces el enemigo eventualmente tendrá medios nucleares y vencerá.

Safe Democracy le invita a suscribirse gratis al boletín electrónico semanal, con el análisis y los comentarios de nuestros expertos internacionales (pinche aquí). [3]