- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Libertad a medias

El grave problema de la inseguridad en Venezuela [1]

Por Anna Savelli (para Safe Democracy)

Anna Savelli retrata el panorama de la inseguridad ciudadana en Venezuela y explica que el grave crecimiento delictivo y de homicidios se ha transformado en la mayor preocupación de la sociedad civil. Savelli cree que a pesar de que uno de los mayores logros del gobierno de Chávez ha sido mejorar los derechos sociales de las clases más desfavorecidas, esto no se ha traducido en una disminución del crimen y de la inseguridad ciudadana. Más bien lo contrario.


[2] Anna Savelli es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas y tiene un Master de Radio Nacional de España en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido locutora y redactora en diversos medios de Caracas y Madrid. Actualmente es coordinadora de logística de FON [3].

LA INSEGURIDAD Y EL AUGE DEL ÍNDICE DELICTIVO, principal preocupación de las elecciones pasadas en Venezuela, sigue estando presente en la reciente jornada electoral.

Hugo Chávez tuvo el 61 por ciento de los sufragios en los pasados escrutinios, y renueva su mandato con una oferta que mantiene la fuerza en los planes sociales, a pesar de que éstos no representan la mayor preocupación para los venezolanos.

Según el Instituto Venezolano de Análisis de Datos de Félix Seijas, el 67 por ciento de la población considera el aumento de la delincuencia como el mayor problema del país, por encima del paro y el alto costo de vida. Además, según Datanálisis [4], más del 80 por ciento del electorado califica como negativa la gestión del presidente en este aspecto.

[5] LA DELINCUENCIA NO MENGUA
Sin embargo, es esta misma población la que agradece los planes educativos, de salud y de alimentación y se transforman en una razón de peso para reelegir a Chávez.

En el anterior mandato, el gobierno reconoció reiteradamente que existe un problema de inseguridad ciudadana en la República Bolivariana, pero encontró como principal argumento de defensa que esta situación hace ya bastante tiempo que está planteada, según las palabras del ministro de Trabajo, Lino Martínez, en su visita a Washington.

Posiblemente, uno de los mayores logros del gobierno de Chávez sea que la clase más desfavorecida conoce mejor sus derechos y sabe exigir mayor ayuda social. No obstante, lo que podrían ser logros sociales importantes, no alcanzan su real objetivo porque no se ha menguado la delincuencia en los últimos 8 años.

[6] ALTO ÍNDICE DE ASESINATOS
Venezuela tiene el índice más elevado de asesinatos con arma de fuego por cada 100.000 habitantes, por encima de Brasil, según informes de la UNESCO en 2005. El número de asesinatos se triplicó en los 10 años anteriores a 2003, y a partir de ese año, el Gobierno dejó de publicar las estadísticas sobre homicidios.

La red hospitalaria no tiene capacidad de respuesta ante la cantidad de heridos de gravedad que recibe diariamente. A pesar de que haya aumentado la cantidad de intervenciones de atención primaria –más de 100.000 anuales– gracias a la intervención de 17.000 médicos cubanos, los profesionales sanitarios venezolanos no se dan abasto con el volumen de pacientes afectados por el gran nivel de criminalidad.

[7] DESCOMPOSICIÓN SOCIAL
Existe una descomposición social por el aumento de homicidios, considerando las consecuencias que genera en las familias. Si tomamos un promedio de 5,5 personas por familia –durante la administración Chávez–, casi 350.000 personas han perdido un hijo, un padre, una madre, una hermana o su pareja. Además, los secuestros han aumentado vertiginosamente en un 400 por ciento, según el balance de seguridad publicado este año por la División de Estadísticas del Centro de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Mientras tanto Venezuela dedica una gran parte del presupuesto a la compra de armamento y tecnología, cantidad que triplica el gasto para combatir la inseguridad ciudadana, con el argumento de estar preparándose para una invasión militar.

El progreso del país no dependerá de si un barril de petróleo se vende a 7 ó a 70 dólares, sino de erradicar esta lacra que nos impide ser libres.

Safe Democracy le invita a suscribirse gratis al boletín electrónico semanal, con el análisis y los comentarios de nuestros expertos internacionales (pinche aquí). [8]