Cuando las nuevas entradas y Afganistán dominan la agenda

Por Alberto Priego Moreno (desde Riga, para Safe Democracy)

Alberto Priego resume en una frase el significado de la reciente Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en Letonia: La puerta de la OTAN sigue abierta. Priego explica que el tema de las posibles incorporaciones a la organización –como las de Georgia, Ucrania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Albania y Croacia— estuvieron muy presentes en Riga, al igual que el quebradero de cabeza de Afganistán. Asimismo, se habló de los Global Partners o socios globales (como Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Japón), de Irak, el terrorismo internacional y las relaciones entre la OTAN y la UE.


Alberto Priego Moreno es experto en temas del Cáucaso y Asia Central e investigador en el Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Es autor de “La Evolución del conflicto en Chechenia”, “The Creation of the Azerbaijani identity and its influence in the foreign policy”, “Georgia: ¿Otra Revolución de Terciopelo?”, entre otras publicaciones. Ha trabajado como investigador invitado en East-West Institute y en el Center for Euro-Asian Studies.

LA PUERTA DE LA OTAN SIGUE ABIERTA es la frase que resume perfectamente lo que ha significado la Cumbre de la OTAN en Riga. Los que tuvimos la suerte de asistir al discurso de George W. Bush en la Universidad de Riga, entendimos que esta frase era la Señal de Riga que tanto habían esperado georgianos y ucranianos. Aunque no se realizó ninguna invitación formal a integrarse en la OTAN, tres países (Antigua República Yugoslava de Macedonia, Albania y Croacia) ya esperan formalmente la cumbre de 2008 para ser miembros de la Organización.

Sin embargo, a pesar de que ni Georgia ni Ucrania fueron invitados formalmente, acogieron con entusiasmo el apoyo ofrecido por la OTAN. En el caso de Georgia, incluso en la declaración final se recoge la defensa de la integridad territorial, de la soberanía y de la independencia, tres claras alusiones a la política rusa hacia Tblisi.

CUMBRE Y CONTRA-CUMBRE
Ucrania también ha recibido un espaldarazo por parte de la OTAN, pero su situación es algo distinta a la de Georgia. Aunque la presidencia de la república está en manos del pro-occidental Viktor Yushenko, la jefatura del gobierno pertenece al pro-eslavo Viktor Yanukovych. Quizás esta ya tradicional división ha hecho que la Alianza fuera más cauta en lo que al país eslavo se refiere.

No obstante, en ambos casos la Federación Rusa percibe que la OTAN le está echando un pulso similar al que ya le echó hace algunos años con los países bálticos. Esta percepción se ve agudizada por la invitación lanzada a Serbia, Montenegro y Bosnia para convertirse en los tres nuevos socios de la Alianza en el programa de la Asociación Para la Paz. Así, Rusia trató, aunque sin éxito, de restar importancia a la Cumbre de Riga organizando una contra-cumbre con los países de la Comunidad de Estados Independientes en la siempre fiel Minsk.

EL QUEBRADERO DE CABEZA
Afganistán fue otro de los temas estrella en las reuniones de los mandatarios. El país centroasiático es uno de los principales quebraderos de cabeza del Secretario General de la Alianza. Desde el Consejo del Atlántico Norte se pronunciaron palabras de apoyo tanto para el Presidente Hamid Karzai como para las instituciones creadas en el Afganistán post-talibán.

Sin embargo, si atendemos a las críticas que ha recibido la OTAN en este punto, pareciere que la tarea de normalizar el país corresponde tan sólo a la Alianza. Además, hay mucha gente esperando a que se fracase para señalar a la OTAN como culpable. Afganistán es asunto de todos, y todos debemos contribuir a su solución si no queremos que nos salpiquen sus problemas. Precisamente en este punto se hicieron alusiones especiales a la Unión Europea, al Banco Mundial y a las Naciones Unidas para que incrementen sus esfuerzos y se pueda ver en el futuro un Afganistán estable y democrático.

POSIBLES SOCIOS GLOBALES
Mucho se había hablado de los conocidos como Global Partners o Socios Globales. Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Japón se configuran como los principales candidatos para ser los nuevos colaboradores de la Alianza. Su nivel de cooperación, su función y su compromiso son todavía una incógnita y parece que debemos esperar a la siguiente cumbre para que sea desvelada.

Otros temas tratados en Riga fueron Irak, el terrorismo internacional, la transformación de la Alianza o las relaciones entre OTAN y UE. En todos ellos se aprobó la continuidad de las acciones llevadas a cabo hasta ahora. Sin embargo, lo que nos debe quedar claro de esta Cumbre es que la puerta de la Alianza está abierta.

No querría acabar estas líneas sin dejar de agradecer al gobierno letón por el exquisito trato que hemos recibido los que participamos en la Cumbre de Riga. Gracias.

Safe Democracy le invita a suscribirse gratis al boletín electrónico semanal, con el análisis y los comentarios de nuestros expertos internacionales (pinche aquí).