Grupo de trabajo del Encuentro Internacional de Safe Democracy

ESCENARIO
En los últimos años, los líderes mundiales se han comprometido a ayudar a los países africanos mediante la disminución de las deudas externas, motivados –en gran parte– por su compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDG). Al mismo tiempo, ONG´s y fundaciones llevan adelante un trabajo de cooperación al desarrollo en varias zonas del continente, con un importante impacto sobre las comunidades locales.

Surgen, sin embargo, varios interrogantes: ¿se mantendrá el interés por ayudar a la región a lo largo del tiempo? ¿Cómo ayudar a África a “ayudarse” a sí misma encontrando su destino su destino más allá de la ayuda internacional?

Si bien África ha alcanzado cierto nivel de estabilidad macroeconómica, sólo 6 países africanos tienen posibilidad de reducir para 2015 la cifra de población que vive actualmente con menos de un dólar al día a la mitad.

En algunos casos, el descubrimiento de nuevos recursos energéticos, como yacimientos petrolíferos, se transforma en una especie de maldición para los pueblos africanos que ven en el petróleo un sinónimo de corrupción y pobreza. A pesar de que el petróleo resulta ser un recurso estratégico dentro del nuevo concepto de seguridad global, parece que la abundancia del mismo incide negativamente en la democratización y el desarrollo de los países africanos. Lo mismo sucede con otros recursos naturales.

África todavía está muy lejos de garantizar una vida digna a sus habitantes. El SIDA, el paludismo, la miseria, los conflictos bélicos y la corrupción, son alguno de los principales problemas que amenazan al continente.

El desafío que enfrenta el continente es asegurar que el incipiente crecimiento económico actual se acelere, se mantenga y beneficie a todos. Para ello, África debe –entre otras cosas– frenar el SIDA y el paludismo, resolver los conflictos bélicos, reducir la corrupción, construir infraestructura y elevar los niveles de salud y educación. ¿Cómo puede hacerlo? ¿Cómo ayudar en la consecución de estos objetivos? (SIGUE…)


Las respuestas de los expertos se articularán en torno a:

– ¿Conocen los donantes la situación y la cultura africana en profundidad? ¿Por qué fracasa a menudo la ayuda como en Ruanda y Somalia, o llega tarde como en Darfur? ¿Es posible que la ayuda internacional permanezca neutral a los conflictos locales?

– ¿Cuentan los africanos con los recursos e instituciones adecuadas para recibir las donaciones y convertirlas en iniciativas exitosas? ¿Existe una relación entre donantes y beneficiarios que promueva el éxito de los proyectos conjuntos?

– ¿Existen líderes locales que asuman nuevas responsabilidades en materia de desarrollo? ¿Qué impactos tienen? ¿Cómo pueden articularse estos liderazgos con la ayuda internacional desde la NEPAD, la Unión Africana, la Comunidad de África Oriental o la Coalición Save Darfur?.

– La población refugiada en África es de 5 millones de personas, y el número de desplazados internos supera los 15 millones. ¿Cómo puede colaborar la comunidad internacional en la solución de la situación?

– ¿Es posible combatir la corrupción? ¿Cómo promover la democracia y la estabilidad de las instituciones? ¿De qué forma se puede fortalecer la justicia y la protección de los derechos humanos? ¿Cómo frenar la violencia y los conflictos regionales?

– Se estima que un total de 25,3 millones de africanos viven con VIH o SIDA, y que la enfermedad cobrará la vida de alrededor de una tercera parte de los jóvenes de África que hoy en día tienen 15 años de edad. ¿Cómo enfrentar este problema social, sanitario y productivo?

– ¿Cómo favorecer las inversiones en África?¿Qué tipo de políticas puede promover la estabilidad macroeconómica y apuntalar al mismo tiempo el eficiente funcionamiento de los mercados?

– ¿Puede la expansión de China por África –que no sólo busca fuentes de energía y materias primas para abastecer su rápido crecimiento económico, sino también mercados para sus productos y apoyo diplomático internacional– servir para que el continente se suba al tren del desarrollo?

– Ante la insuficiencia de la inversión pública y la ineficiencia de las políticas, ¿cuál es el rol del sector privado? ¿Es posible crear empleo para combatir la pobreza endémica? ¿Se puede transmitir o enseñar el espíritu empresarial?

– ¿Cómo lograr el desarrollo agrícola para la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza? ¿Cómo provocar la revolución de la agricultura? ¿Existen los marcos regulatorios e institucionales adecuados? ¿Cómo se puede fomentar la exportación directa de productos? ¿De qué forma manejar el problema arancelario?

– ¿Cómo frenar el retroceso de los indicadores de desarrollo? ¿Cómo incluir a África en la Sociedad y la Economía del Conocimiento?