Resultados del Encuentro Internacional de Safe Democracy

Por Esteban Ibarra, relator

DESAFÍO REGIONAL PLANTEADO

CONCLUSIONES DE LOS EXPERTOS:

“El desafío de encontrar un modelo de inmigración equilibrado y sostenible en Europa, donde la población de acogida no sienta temor y el inmigrante observe respetados sus derechos fundamentales requiere comprender la inmigración como un hecho natural del ser humano y además como un derecho. La inmigración no debería ser un problema, al contrario, debería entenderse como una oportunidad para todos, que indudablemente comporta retos”.

…”Europa necesita a la inmigración y la ciudadanía europea debe recoger esta realidad”…

Rapporteur (relator):
Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia.

Moderadora:
Henar Corbi, asesora de asuntos religiosos del Ministerio de Justicia.

Expertos:
Pedro G. Cavallero, director de Proyectos Internacionales del Consejo Nacional de La Raza, la institución estadounidense más importante dedicada a la defensa de los derechos civiles de los latinos e hispanos en Estados Unidos, con sede en Washington. Es analista de política internacional. Tiene un Master en Derecho Comparado.

Vicente De Mingo, experto en instituciones europeos y sociedad civil. Es Presidente de Instituciones al Servicio de la Ciudadanía Europea (ISCE). Forma parte del Observatorio Europeo de Seguridad y Defensa. Participa activamente en múltiples jornadas y cursos de formación sobre Europa.

Alicia Kaufmann, doctora en Sociología por el école des Hautes en Sciences Socials y por la Universidad Complutense de Madrid. Es titular de Sociología de las organizaciones y comportamiento organizacional en la Universidad de Alcalá y en el Instituto de Empresa de Madrid.

Eric L. Napoli, abogado del Washington College of Law y licenciado en Filosofía y Relaciones Internacionales. Es experto en Derecho Internacional y medioambiental, desarrollo sostenible y participación ciudadana. Dirigió el programa MBA Internacional el Instituto de Empresa de España. Es actualmente asesor legal de FON en Madrid.

Per Persson, ha sido consultor del Consejo de Comercio sueco en Estambul y en Madrid. Es licenciado en Ciencia Política y en Administración de Empresas de la Universidad de Lund en Suecia. Escribe sobre asuntos escandinavos.

Abrasha Rotenberg, periodista, escritor y economista. Nació en Ucrania, se trasladó de pequeño con su familia a Argentina. Co fundador de La Opinión, uno de los medios más emblemáticos de América Latina. Se exilió en España en 1976.

Alicia Sorroza Blanco, investigadora sobre Política Exterior y Seguridad en Europa del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos en Madrid. Es Licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Católica de Córdoba, Argentina, Master en Cooperación Internacional por el Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación de la Universidad Complutense de Madrid y Diploma de Estudios Avanzados en Estudios Europeos por el Instituto Universitario Ortega y Gasset de Madrid.

Sonia Valle de Frutos, especialista en relaciones culturales internacionales. Es profesora del Departamento de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos I. Es coordinadora académica en programas de movilización culturales del EEES (UE). Es miembro del Grupo de Investigación en Comunicación Social y Cultural (URJC).

(SIGUE…):

UNA NUEVA DIDÁCTICA SOBRE LOS INMIGRANTES debería interpretarles como personas emprendedoras, con sueños y proyectos, con energía positiva, con voluntad de cambiar su vida. El inmigrante viene por diferentes motivos, bien sean económicos, políticos, sociales, incluso ecológicos. Hay diferentes flujos migratorios y diferentes respuestas de la sociedad de acogida, es más, se discrimina por proximidad cultural y religiosa. La respuesta del inmigrante también es diversa, hay quienes se encapsulan, hay quien es asimilado y hay quienes tienen voluntad de integración desde el respeto a su diferencia.

Este proceso de encuentro no está exento de prejuicios por las partes, observándose una tipología muy variada, donde los condicionamientos socioeconómicos, culturales, religiosos o ideológicos inciden notoriamente en las conductas de recelo, rechazo y hostilidad. La competencia por el empleo, el rechazo a que se beneficien de los servicios del Estado de Bienestar, los problemas relativos a la vivienda y convivencia vecinal, las supuestas amenazas a la identidad nacional, religiosa o cultural, los supuestos riesgos a la salud por enfermedades importadas, la adjudicación del crecimiento de la delincuencia a los inmigrantes y el miedo a la agresión terrorista configuran un poliedro peligroso que fractura a la sociedad y dificulta a convivencia intercultural.

DESEO Y OPORTUNIDAD DE INTEGRACIÓN
A todo ello, el desarrollo de grupos de odio, de la propaganda racista, xenófoba, antisemita, islamófoba, agudiza los prejuicios, estimula los conflictos y alienta un discurso contra la democracia. La violencia racista y los crímenes de odio son una realidad en la Europa de hoy.

Europa debe enfrentar el problema de la emergencia de partidos políticos que tienen por bandera la xenofobia y el ultranacionalismo; unos grupos políticos que se han articulado en un Grupo Parlamentario Europeo y que suponen una verdadera amenaza a las propias instituciones y al edificio de la democracia.

La integración implica participar de pleno en una sociedad necesariamente plural y multiétnica, y este proceso necesita tiempo, historia y esfuerzo recíproco e identidad, un proceso que objetivamente es de doble vía, entre inmigrantes y sociedad de acogida, entre personas que interactúan positivamente venciendo miedos y conflictos y que apuestan por la convivencia en un proyecto compartido.

El proyecto europeo debe construirse desde la convivencia en valores democráticos, desde el respeto y la valoración positiva de la diversidad y la pluralidad y desde la construcción de una ciudadanía europea cimentada en la igualdad real y en la universalidad de los Derechos Humanos. Y sería incongruente hablar de integración si en un momento determinado de este proceso el inmigrante no alcanzara la plenitud de derechos políticos, de derechos de ciudadanía, lógicamente del derecho al sufragio.

UNA CIUDADANÍA DIVERSA, PLURAL Y MULTIÉTNICA
Sin embargo, nadie se integra si no lo dejan y nadie se integra si no lo desea, en consecuencia, la gestión de la integración debería de apuntar a superar miedos, prejuicios, contradicciones, juicios de valor, conflictos reales, situaciones difíciles que obstaculicen este proceso, revelándose esenciales unas políticas educativas y culturales, sanitarias, de empleo, de vivienda y urbanas, de seguridad ciudadana, de ocio y deporte presididas por esta perspectiva.

Los medios de comunicación y la escuela se revelan como estratégicos para modificar el imaginario prevalente donde los aspectos negativos resaltan sobre la realidad positiva de la inmigración. La formación de agentes de seguridad, operadores jurídicos, técnicos, mediadores, funcionarios, empresarios y de todas aquellas personas con responsabilidades públicas y sociales debe ser un objetivo esencial. Al igual que la formación cultural, lingüística y normativa de los inmigrantes sobre la realidad de la sociedad que la acoge.

Siendo todo esto condición necesaria, hemos de insistir en la importancia de compartir un proyecto estimulador que sea la matriz generadora, la fuerza motor que alienta en el inmigrante y la sociedad de acogida no sólo el encuentro, sino el ambicioso objetivo de compartir un proyecto: el de una Europa democrática de una ciudadanía diversa, plural y multiétnica que universaliza los Derechos Humanos.

Teatro Lara, Madrid, 10 de marzo de 2007