- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Elecciones en Buenos Aires: ¿revés para los Kirchner?

[1]

 

Maximiliano Borches cree que a pesar de que el Ejecutivo de Néstor Kirchner saboreó sendos triunfos electorales en Argentina en lo que va de este año (Entre Ríos y Neuquén), los resultados de los comicios para jefe de gobierno en la ciudad de Buenos Aires podrían transformarse en el primer revés tras cuatro años de gobierno de enorme apoyo popular.




2007 ES UN AÑO de definiciones políticas para Argentina.

Hasta el momento se llevaron a cabo dos elecciones en las que el Ejecutivo de Néstor Kirchner saboreó sendos triunfos. Uno, en la provincia de Entre Ríos y el otro a manos de la Concertación para el Desarrollo en la provincia de Neuquén, lanzada como estrategia política oficial. Dicha Concertación –que en este caso logró resucitar el histórico mandato radical en aquella provincia patagónica– llama a sectores de la Unión Cívica Radical, del Partido Socialista y a otros de menor envergadura a sumarse a la estrategia del oficialismo. Pero no todo parece prever que seguirán los buenos resultados para la actual Administración nacional.

RUMBO A LA JEFATURA DEL GOBIERNO
En pocos días se elegirá al próximo Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pudiéndose transformar esta elección en la primera derrota del gobierno de Néstor Kirchner.

Los principales referentes para las mismas son: el oficialista Frente para la Victoria [2] –que postula al actual ministro de Educación, Daniel Filmus, como Jefe de Gobierno–, el derechista Propuesta Republicana [3] (PRO), que lleva al empresario, diputado y actual presidente del Club Boca Juniors, Mauricio Macri [4], y Autonomía por Buenas Aires, encabezado por el actual Jefe de Gobierno Jorge Telerman [5].

Tanto el Frente para la Victoria como el oficialismo porteño, presentarán dos listas para elegir legisladores. En el caso de Daniel Filmus, esto sucede por la alianza electoral conformada con la agrupación Diálogo por Buenos Aires, que dirigen el actual diputado Miguel Bonasso, el destituido Jefe de Gobierno porteño (actual candidato a legislador por una de esas listas) Aníbal Ibarra [6] y el banquero Carlos Heller que se presenta como candidato a vice-jefe de gobierno.

En el caso del oficialismo capitalino, Jorge Telerman selló una alianza electoral con el partido ARI (Alternativa para una República de Iguales) de la ex diputa Elisa Carrio [7] (quien se presentará como candidata a Presidente el próximo 28 de octubre por ese Partido), la Unión del Centro Democrática (UCEDÉ) y otros partidos de centroderecha, así también con un sector del Partido Socialista, nucleados todos en la llamada Coalición Cívica.

MAURICIO ES PRO
Según varias encuestas, quien encabeza las preferencias electorales es el PRO de Mauricio Macri, aunque inevitablemente tendrá que enfrentarse en la segunda vuelta con aquel salga segundo.

Si bien la batalla por el segundo puesto viene bastante reñida entre Telerman y Filmus, se considera posible que quien acceda al ballotage sea el actual Jefe de Gobierno –quien, según últimas encuestas también, podría resultar el ganador final– ya que el rechazo que presenta el electorado porteño a la figura de Macri es superior al apoyo que éste cosecha. Aunque, si bien, no todo está definido y puede haber sorpresas de último momento.

EL CASO SKANSKA Y LA CAMPAÑA SUCIA
En medio de una campaña, que se podría decir austera, la guerra de vallas publicitarias entre los principales candidatos porteños no estuvo ausente. Por estos días, Jorge Telerman denunció una campaña sucia en su contra por la denuncia hecha por una legisladora del Frente por la Victoria, en la que se lo acusa de firmar documentos antecediendo su nombre con la condición de Licenciado, siendo que el actual Jefe de Gobierno no cuenta con ningún título universitario. Esta apropiación del uso de títulos podría afectar a Telerman quien deberá explicar a la justicia sobre la veracidad, o no, de dichos documentos.

De todos modos, el caso que por este tiempo tiene a la sociedad argentina expectante y alerta –y que podría afectar gravemente al gobierno nacional si no se resuelve positivamente para éste– es la aparición de facturas ilegítimas que demuestran sobreprecios pagados a la empresa sueca Skanska [8] y a otras que participan, y/o participaron, en la contratación de obras públicas. Estas denuncias expulsaron –hasta el momento– a tres integrantes de la segunda línea política del gobierno nacional bajo la órbita del Ministerio de Planificación, dirigido por Julio De Vido, uno de los más cercanos al presidente.

De no resolverse como un típico caso de corrupción entre empresas privadas –según la postura y el deseo del gobierno nacional– el mismo podría afectar gravemente al presidente Néstor Kirchner en un año electoral como éste, convirtiéndose, además, en el primer caso de corrupción llevado a cabo por funcionarios de este gobierno, en cuatro años de mandato presidencial.