- Safe Democracy Foundation - http://spanish.safe-democracy.org -

Rafael Correa, presidente mediático

[1]

Rafael Correa es un presidente mediático, que gusta de aparecer como el centro de atención, no sólo por sus buenas iniciativas, que las ha planteado, sino también con distractores de atención y algunos incidentes.

ADEMÁS: Bolivia y Ecuador: inciertos caminos hacia la Constitución [2], por Ferrán Requejo
PLUS: Rafael Correa: ¿un nuevo Ecuador? [3], por Juan Pablo Morales Viteri

TRAS EL CIERRE DE RCTV en Venezuela, las voces que hacen eco a favor del hecho en Latinoamérica no auguran mejores días para la libertad de prensa.

Mientras en Caracas las protestas a favor y en contra de la decisión ahondaron la polarización entre los hermanos venezolanos, en Ecuador, el show del enfrentamiento entre el presidente Rafael Correa y la prensa se ha profundizado.

EL PODER Y SUS DISCREPANCIAS
La cronología empieza con algunas referencias no puntualizadas por parte del primer mandatario respecto de la actuación corrupta, mentirosa y mediocre de la prensa.

Acto seguido se denuncia [4] al Presidente Nacional del Diario La Hora, por el editorial Vandalismo Oficial [5], acusándolo de cometer el delito de injurias contra el Presidente de la República.

En el intermedio, durante la cadena radial Diálogo con el presidente [6] del sábado 20 de mayo, se expulsa de la mesa de invitados al editor de opinión de Diario El Universo [7].

Luego, aparece un video que muestra una conversación clandestina entre el ministro de Economía y el presidente del Congreso, los medios lo publican y vuelven a ser blanco del ataque gubernamental.

El gobierno contraataca presentando una grabación de audio mediante la cual denuncia extorsión de legisladores al Gobierno a cambio de tomar posiciones en el Congreso Nacional.

Previo a su reciente viaje a España, expide un Decreto Ejecutivo mediante el cual reforma un artículo del Reglamento a la Ley de Radiodifusión y Televisión con el fin de impedir la exposición de videos o grabaciones de audio clandestinas.

Ya en España manifestó su total acuerdo con el proceder del presidente Hugo Chávez frente al caso Radio Caracas Televisión (RCTV [8]), elogiando su paciencia al esperar la caducidad de la concesión, afirmando que en su misma situación, habría procedido inmediatamente a la censura.

ECUADOR-VENEZUELA: SÍNTOMAS SIMILARES… PERO DISTINTOS
La relación entre el poder y la prensa ha sido y será siempre conflictiva, variando el grado de tensión de ésta en proporción directa al autoritarismo del gobierno. Mientras más dogmático es un gobernante, tanto más tensa será la relación con los medios.

En el caso venezolano, la tensión ha llegado a un extremo impensable, en donde la precaria situación de los partidos políticos sumada a la inoperancia de la oposición ocasionó la adopción de posturas políticas por parte de los medios, siendo la salida del aire de RCTV una consecuencia de lo anterior.

Es preocupante que en Ecuador vivamos síntomas similares, como la constante desarticulación de la institucionalidad, la falta de ideas por parte de la oposición, la deslegitimación de los partidos políticos. Durante el proceso electoral de noviembre pasado, fue clara la adopción de posiciones a favor y en contra de determinados candidatos por parte de algunos medios de comunicación.

Sin embargo, el trasfondo del enfrentamiento del gobierno ecuatoriano con la prensa, en principio se percibe distinto.

¿ESTRATEGIA GUBERNAMENTAL?
A las puertas de una Asamblea Constituyente con plenos poderes, el objetivo del presidente Correa es absolutamente claro: acaparar la mayoría de asientos para los asambleístas del régimen, y así lo reconocen los medios españoles, al entender la gira por Europa como un recorrido electoralista.

Parecería ser entonces una estrategia de gobierno el ocasionar escándalos de cuando en cuando para aparecer en primeras planas de periódicos y titulares de noticieros. Se genera conflicto y éste a su vez genera noticia.

La prensa ecuatoriana le ha seguido el juego a un presidente mediático, que gusta de aparecer como el centro de atención, no sólo por sus buenas iniciativas, que las ha planteado, sino también con distractores de atención y hasta con bochornosos incidentes.

El resultado es que a pocos meses de elegir asambleístas y comenzar la discusión respecto de la concepción de país que queremos, no hemos superado la retórica del cambio, y por lo tanto no existe una clara posición desde el gobierno, con una potencial mayoría en la Constituyente, respecto de la forma en que éste concibe el Ecuador del mañana.

PILAR FUNDAMENTAL DEL ESTADO
No obstante, algunas actitudes autoritarias y desmedidas por parte del régimen que atentan contra la libertad de expresión representan un riesgo latente, pues en un momento, la distancia que nos separe de un ataque verbal a la censura podría ser muy pequeña. Muestra de esto, es el decreto ejecutivo citado y las declaraciones alusivas a su posición en el caso RCTV.

La libertad de expresión es una conquista ciudadana y como tal somos los ciudadanos los llamados a exigir su respeto irrestricto, pues la misma constituye un pilar fundamental dentro de la institucionalidad estatal, un derecho fundamental reconocido al ser humano, y la esencia de las libertades democráticas.

Esta defensa implica no sólo la exigencia de contar con información plural, completa y veraz, sino, por sobre todo, la protección frente a los embates del poder, y por lo tanto es deber ciudadano el vigilar el tratamiento que de las libertades realice la Asamblea Constituyente.