paccuatro.jpgBrasil, al igual que otros países emergentes, vive el déficit en infraestructuras como un freno al crecimiento económico. Por esta razón, el gobierno del presidente Lula ha lanzado el “Plan de Aceleración de Crecimiento” (PAC), hace exactamente un año: un plan de inversiones en infraestructuras por 190 mil millones de euros en 4 años que busca alcanzar una meta de crecimiento económico del 5 por ciento del PIB entre 2007 y 2010.

(Desde San Pablo) EL GOBIERNO BRASILEÑO LANZÓ hace exactamente un año (el 28 de enero de 2007) un ambicioso plan económico llamado “Plan de Aceleración de Crecimiento” conocido como PAC. ¿Qué es el PAC? ¿Cuál es su importancia y sus efectos? ¿En qué estado se encuentra actualmente?

El PAC es un programa económico que tiene como base un agresivo plan de inversiones en infraestructura, que junto a medidas económicas como el estimulo al crédito, la creación de un marco regulatorio adecuado en el área ambiental, y la disminución de la carga tributaria en sectores considerados claves (tales como bienes de capital, construcción civil, semiconductores y ordenadores) busca alcanzar una meta de crecimiento económico del 5 por ciento del PIB entre 2007 y 2010.

VIVIENDA, LOGÍSTICA, TRANSPORTE Y ENERGÍA

“El sector de Energía, uno de los principales cuellos de botella o limitaciones del crecimiento sudamericano, se llevara el 55 por ciento del total de las inversiones”

La columna vertebral del mismo son las inversiones en infraestructuras por valor de 190 mil millones de Euros en 4 años. Casi 65 mil millones están destinados a infraestructura social y urbana, de los cuales más de 60 por ciento serán invertidos en viviendas. Logística y transportes debe absorber otros 22 mil millones, siendo un 60 por ciento inversiones en caminos y autovías. Finalmente, el sector de Energía, uno de los principales cuellos de botella o limitaciones del crecimiento sudamericano, se llevara el 55 por ciento del total de las inversiones, cerca de 104 mil millones de Euros, de los cuales petróleo y gas deben ser la finalidad del 65 por ciento del mencionado valor .

¿Cual es el origen de estos fondos? Las empresas estatales pagarán el 43 por ciento de estas inversiones (mayoritariamente Petrobrás), el sector privado (a través de asociaciones publico-privadas) financiara otro 43 por ciento y el Estado a través del presupuesto de la Nación será responsable por el 14 por ciento restante.

EL RETORNO DEL ESTADO

Brasil, como otros países emergentes, enfrenta el límite de infraestructuras insuficientes al crecimiento económico. El PAC significa el retorno del papel del Estado en la planificación estratégica y en la definición de prioridades en la agenda del crecimiento en los próximos años. Este no es el primer plan estratégico brasileño, pues el país cuenta con una tradición histórica en la materia como lo atestiguan los sucesivos planes implementados desde 1947 hasta el plan “Avanza Brasil” de 2000 del ex presidente Fernando Enrique Cardoso. Sin dudas, el más audaz fue el plan de 50 años en 5 del ex presidente Juscelino Kubitschek, que culmino con la construcción de Brasilia.

“Sin autovías, puertos, hidroeléctricas, gasoductos, transportes es imposible pensar en crecimiento sustentable”

Excluyendo megalomanías y anuncios sensacionalistas con fines de promoción política, el PAC coloca en el centro de discusión una cuestión fundamental para un país que aspira a crecer y transformarse en un actor de peso en la economía mundial. Después de dos décadas de estancamiento es imprescindible superar el atraso. Sin autovías, puertos, hidroeléctricas, gasoductos, transportes es imposible pensar en crecimiento sustentable. Desde una perspectiva macroeconómica, las inversiones propuestas por el Estado brasileño significan matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, eliminarían los cuellos de botella o limitaciones de infraestructuras y por el otro incrementaría el nivel de la inversión desde el insuficiente 18 por ciento del PIB actual para un nivel compatible con una tasa de crecimiento del 5 por ciento anual del producto.

Sin embargo, de acuerdo al último balance del PAC efectuado por el gobierno federal, surgen algunas preocupaciones, pues los números indican que se ha utilizado solo el 55 por ciento de los valores asegurados por el presupuesto destinados al PAC en 2007, generando críticas respecto a la lenta implementación del programa.

Otra cuestión es que el PAC es insuficiente para eliminar el atraso en infraestructura del país. Según especialistas, si la economía creciese sostenidamente al 5 por ciento por año, la oferta de energía eléctrica debería crecer un 6,5 por ciento, en cuanto el programa considera un crecimiento de 3,1 por ciento anual.

¿ES SUFICIENTE?

Otras opiniones indican un caso similar en la construcción de autovías, donde se prevé la necesidad de cuatro veces más inversiones que las anunciadas.

“A un año de su lanzamiento, el PAC aun no ha despegado de forma completa y plena”

El PAC es un plan necesario, con un modelo de financiación realista e inteligente que abre las puertas al crecimiento sostenido de Brasil. A un año de su lanzamiento aun no ha despegado de forma completa y plena. Existe atraso en la ejecución de las obras y dudas respecto de su financiación estatal. Pues, el objetivo de superávit fiscal y la eliminación del impuesto al cheque generan incertidumbre sobre el cumplimiento de las obras planificadas.

Esperemos que el objetivo de crecimiento económico no sea sacrificado en función de otros objetivos y que el plan no sea apenas mas un anuncio sensacionalista. El tiempo dirá.