educacion.jpg¿Está en riego la calidad de la educación pública italiana? ¿Qué hay detrás de los proyectos de reforma educativa? El gasto en educación pública, ¿despilfarro o inversión de futuro?

(Desde Madrid) CON EL LEMA CLAVE eliminar los despilfarros de la educación pública, el Gobierno italiano planea una profunda reforma de la escuela pública, que abarca la formación de los ciclos formativos desde primaria hasta la universidad.

La reforma, contenida en el Decreto Ley 133, tendrá un impacto considerable cuantitativa y cualitativamente, ya que comprende un plan de recortes progresivos en la financiación estatal de las escuelas y de las universidades públicas.

“El sur de Italia, que ya conoce problemas de desarrollo, se verá muy afectado por esta política y sufrirá la mayor parte de los cierres” La reorganización de la escuela primaria prevé la reintroducción del maestro único, o sea un único profesor para todas las materias en las clases de niños desde los seis a los once años. Introduce también el horario semanal de veinticuatro horas, lo que en términos prácticos significa que las escuelas no se quedarán abiertas en la tarde al no ser que las familias paguen de su propio bolsillo las actividades escolares de los niños fuera de las veinticuatro horas semanales.

Se proyecta, a través del mismo Decreto Ley, el cierre de los centros escolares considerados no productivos, o sea, que tienen pocos alumnos por estar ubicados en zonas escasamente poblados. Concretamente, se planea el despido de 240.000 profesores y la eliminación de 4.200 escuelas. El sur de Italia, que ya conoce problemas de desarrollo, se verá muy afectado por esta política y sufrirá la mayor parte de los cierres en razón de su menor densidad de población.

MENOS PARA LA UNIVERSIDAD

La reforma de la escuela primaria “Los recortes afectarán sobre todo al personal de administración y de investigación de la universidad, que ya sufren situaciones de precariedad laboral”ha encendido fuertes disensiones entre profesores y familias: se opina que la reducción del horario escolar, en las escuelas donde existe la posibilidad para los niños de quedarse por la tarde, conlleva un claro aumento de las dificultades para la actividad laboral de los padres. Cabe recordar Italia es uno de los países de Europa en que menos se impulsa la participación de la mujer al mercado laboral, y en que la carga del cuidado de familiar es fuertemente descargada sobre la familia.

Además se sostiene que dejando sin escuelas amplias zonas, se renuncia una red escolar extensa en el territorio como herramienta para fomentar el desarrollo de regiones despobladas y menos desarrolladas.

“La perspectiva que el Gobierno perfila es la reconversión de las universidades en fundaciones privadas” La eliminación de los despilfarros, que según el Gobierno italiano tanto afectan a los presupuestos del Estado, abarca también la Universidad; se prevé una reducción de la financiación de 455 millones de euros desde 2009 hasta 2013.

Los recortes afectarán sobre todo al personal de administración y de investigación de la universidad, que ya sufren situaciones de precariedad laboral y pagos exiguos.

Para los últimos, se planea que sólo se pueda contratar un doctorando a tiempo indeterminado por cada cinco profesores a tiempo indeterminado que se jubilen.

LA INDEPENDENCIA INVESTIGATIVA, EN RIESGO

La perspectiva que el Gobierno perfila es la reconversión de las universidades en fundaciones privadas, que en teoría serán financiadas sobre todo por empresas que se encargaran de apoyar las investigaciones a nivel universitario. “La reducción de las financiaciones a la investigación provocaría el aumento de la fuga de los cerebros, dicen los críticos”

Como es evidente, a estos recortes se asocia una subida consistente de las matriculas universitarias, que actualmente en Italia alcanzan los 2000 euros al año en las universidades públicas.

Estas propuestas han provocado una larga serie de protestas que han involucrado a estudiantes, profesores, personal administrativo e investigadores, y que se concretan a través de huelgas, manifestaciones y ocupación de escuelas.

Los críticos a la reforma explican que no se puede dejar el campo de la investigación a la financiación de las empresas, “En las palabras de la ministra de Educación, escuela pública y universidad son asociadas a derroche, gasto” porque esto significaría reducir significativamente la investigación independiente de intereses económicos, y la desaparición de larga parte de investigaciones en el campo de las humanidades y del arte, que las empresas no estarían interesadas a impulsar.

Insisten también sobre el hecho que la reducción de las financiaciones a la investigación provocaría el aumento de la fuga de los cerebros, o sea, la emigración al exterior de investigadores, científicos, profesores y en general de personal cualificado.

EDUCAR, QUÉ DESPILFARRO

Este fenómeno ha llegado a ser un problema consistente en Italia, debido al escaso interés de los sucesivos gobiernos por estos asuntos.

“Berlusconi olvidó que con el asunto escuela no se puede obtener apoyo a través del miedo, como ha hecho la inmigración” Los más críticos insisten en paradoja que es reducir aún más el personal que se dedica a la investigación, cuando las economías europeas apuestan por investigación y desarrollo de calidad para ser competitivas. Es importante destacar también que en las palabras de la Ministra de la Educación, así como en las de varios ministros, escuela pública y universidad son continuamente asociadas a derroche, gasto. De allí los recortes son una lógica racionalización de los despilfarros.

Las protestas contra la reforma han subrayado el hecho que un cambio estructural no puede ser guiado y promovido desde el único principio de eliminación de los derroches. Quizás Berlusconi esta vez haya equivocado campaña mediática, y haya utilizado fórmulas que no han convencido estudiantes, profesores y la población en general.

“La reforma viene tachada de ser simplemente un plan de recortes de presupuestos, y de ser una manera sencilla para que el Estado reduzca la carga económica que supone la educación” Berlusconi olvidó que con el asunto escuela no se puede obtener apoyo a través del miedo, como ha hecho la inmigración. Al contrario, es un asunto que afecta a millones de familias en primera persona.

No es un caso si en varios sondeos hechos los pasados años por importantes periódicos italianos, la escuela sigue siendo uno de los temas que más inspira confianza en los entrevistados, a diferencia de Estado, del Gobierno, de los ministros y la Administración Pública en general.

No sólo los estudiantes y los profesores, sino también los padres no renuncian a la idea que la escuela participa fuertemente en la formación de sus hijos, y, a pesar de las críticas, piensan en gran parte que esta sea el instrumento más importante para desarrollo social y formación personal. Es un hecho que a la escuela viene dado cada vez más, a pesar de las críticas, el rol de la formación personal y de la educación completa del niño y el adolescente.

REDUCIR CARGAS ECONÓMICAS

“Debido a las protestas, el Gobierno decidió retrasar la parte de la universitaria, preparándose a un confrontación con las partes afectadas” El Gobierno Berlusconi no se cansa de repetir que la capacidad del Estado para invertir en la escuela y en la formación universitaria se ve afectada por la crisis actual, pero su mensaje no ha convencido gran parte de la opinión pública, que no considera la formación uno de los puntos sobre que se pueda guardar economía.

De hecho la reforma viene tachada de ser simplemente un plan de recortes de presupuestos, y de ser una manera sencilla para que el Estado reduzca la carga económica que supone la educación.

Los manifestantes consideran además que el plan carece de directrices que guíen las estructuras escolares y universitarias en los cambios, que suponen un esfuerzo práctico y burocrático colosal.

Debido a las protestas, el Gobierno decidió retrasar la parte de la reforma que concierne las universidades, preparándose a un confrontación con las partes afectadas; las últimas declaraciones del primer ministro apuestan por esperar hasta que haya más calma.

Seguramente, esta concesión sea debida al hecho que los últimos sondeos, después de meses de apoyo firme de la población al gobierno, han relevado cierta desconfianza hacia las políticas del mismo sobre la educación pública. El resultado, quizás, no se verá hasta que las aguas se hayan calmado.