liderue.jpgLa paz y la seguridad internacional, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, el cambio climático, la proliferación de armas y la seguridad alimentaria… son algunos de los retos en los que la Unión Europea podría liderar las solucionesa nivel global.

 

(Desde Bogotá y Bruselas) FRENTE A LA CRISIS FINANCIERA mundial y la invasión de Rusia a Georgia, la Unión Europea asumió un rol protagónico con repercusiones positivas para la estabilidad mundial. A estos esfuerzos se suma la reciente resolución del Parlamento Europeo sobre las inhabilidades impuestas en Venezuela a un gran número de líderes de oposición que se presentarían a las elecciones intermedias en ese país. Inhabilidades que, no cabe la menor duda, fueron impulsadas desde Caracas.

Esperamos que las acciones impulsadas tanto por el Ejecutivo europeo, “La Unión Europea ha demostrado su capacidad de ser decisiva y pragmática para promover las soluciones” como por el Parlamento, signifiquen el inicio de lo que será el nuevo mundo multipolar, liderado por el continente que aprendió de su propia historia la importancia del reconocimiento de la multipolaridad y del diálogo intercultural estrechamente relacionado con valores y principios democráticos en un marco de tolerancia, respeto y comprensión.

La paz mundial, la lucha contra el terrorismo, la solución o por lo menos a atenuación de los actuales conflictos mundiales, en su gran mayoría financiados o promovidos por el narcotráfico y por regímenes totalitarios, el cambio climático, la proliferación de armas y la seguridad alimentaria, son entre otras cosas, los principales retos en los que Unión Europea tiene la capacidad de asumir un liderazgo con incidencias positivas para la humanidad.

GOBERNANZA DEMOCRÁTICA INCLUYENTE

“Las relaciones internacionales deben consolidar acuerdos políticos que se enfoquen hacia una gobernanza democrática incluyente” Está demostrado que la falta de regulaciones, controles y sobre todo de ética en el ejercicio de las actividades financieras y bursátiles dejadas de observar por los grandes magnates norteamericanos, secundados por políticos de ambos partidos en Estados Unidos, están entre las principales causas de la crisis financiera mundial. Y frente a este panorama, la Unión Europea ha demostrado su capacidad de ser decisiva y pragmática para promover las soluciones, por lo menos las más urgentes, que necesitaba el sistema mundial en ese momento.

Sin embargo, es necesario que los líderes, especialmente los europeos y ojala los latinoamericanos, estén en la capacidad de ver la crisis como una señal de que la orientación del mundo debe empezar a ser de todos y no de uno solo. “Es hora de poner en marcha una serie de mecanismos de cooperación entre la UE y la OTAN” Es decir, que las relaciones internacionales deben consolidar acuerdos políticos que se enfoquen hacia una gobernanza democrática incluyente.

Este nuevo escenario puede ser mejor diseñado y orientado por la Unión Europea y sus instituciones. Garantizando siempre la supremacía de la democracia y los derechos humanos en un mundo cada día más global, pero a la vez más inseguro y más amenazado por dictaduras y regímenes opresivos de las libertades fundamentales de las personas, que se valen del terrorismo y la presión energética o alimentaria para establecer sus imperios de barbarie y dolor (léase Venezuela, Irán, Rusia, Corea del Norte).

COOPERACIÓN UE – OTAN

Parte de los esfuerzos que la UE debe consolidar, tendrán que estar orientados al fortalecimiento de los lazos de cooperación con la OTAN o NATO por sus siglas en inglés. Es decir, es hora de poner en marcha una serie de mecanismos de cooperación entre las dos instituciones, desde los cuales se pueda evitar la duplicidad de esfuerzos y el desarrollo de las capacidades adecuadas para asumir los retos a la seguridad regional con innegables repercusiones mundiales. “Será necesaria una redestinación de fondos cuyo enfoque sea más de solidaridad para la promoción del diálogo y de las prácticas democráticas, no del asistencialismo paternalista”

Una estrategia de cooperación entre la UE y la OTAN permitirá un mayor control del rol que asume la OTAN para la estabilidad en la geopolítica continental; por lo que es en buena hora recibida la decisión del Parlamento Europeo a través de la Subcomisión de Seguridad y Defensa de promover acciones en pro del reforzamiento de las relaciones entre estas dos instancias. Esto además, teniendo a la vista que la UE le podría dar un enfoque distinto a las acciones de la OTAN al que le da Estados Unidos.

También será necesario la promoción de acciones a nivel político y militar para la integración de las Fuerzas Armadas, generando como consecuencia una rentabilidad en cuanto a la integralidad del equipamiento, disminuyendo los enormes presupuestos para gastos en compras militares y defensa que realizan los países de la OTAN, y utilizando esos recursos hacia el diseño de programas y políticas de promoción de la democracia y de la mecanismos de prevención y resolución pacífica de conflictos.

En definitiva, una redestinación de fondos cuyo enfoque sea más de solidaridad para la promoción del diálogo y de las prácticas democráticas, no del asistencialismo paternalista o del financiamiento de conflictos internos, al peor ejemplo de Estados Unidos.

ESTRATEGIAS HACIA DENTRO

Vale llamar la atención que bajo ninguna circunstancia las labores o acciones de cooperación entre la UE y la OTAN pueden permitir una ideologización de las tareas que debe desarrollar la OTAN, pues en este caso no se trata de ideologías o discursos sino de acciones para garantizar la paz y la seguridad, no sólo de una región sino del mundo. “La UE debe acompañar sus estrategias hacia la OTAN con estrategias hacia dentro, en cuanto a la integralidad de las políticas de seguridad y defensa”

Dentro del escenario de esta cooperación debe primar un liderazgo político de la UE para definir el papel de la OTAN, en temas como Afganistán donde es importante direccionar esfuerzos hacia la lucha contra el narcotráfico que está financiando a los Talibanes, así como en la promoción de acciones para poner un alto a la proliferación de armas.

Pero además, la UE debe acompañar sus estrategias hacia la OTAN con estrategias hacia dentro, en cuanto a la integralidad de las políticas de seguridad y defensa, especialmente en lo relacionado con la definición de intereses y prioridades, donde la paz con los vecinos y el suministro energético deben entrar ha ser analizados bajo objetivos como: garantizar la paz en la región, el diseño de un sistema multilateral en el que la UE pueda ser partícipe y líder, la disponibilidad permanente de tropas de la Unión, las operaciones civiles y militares para la atención de desastres naturales y la priorización de acciones para salvaguardar la democracia y el respeto por los derechos humanos, no solamente en la región y con sus vecinos, sino en todo el mundo.

INHABILITACIONES POLÍTICAS EN VENEZUELA

Sin entrar en los detalles de las obvias causas que motivaron a que el Contralor General de la República de Venezuela dictara una medida administrativa a través de la cual impuso inhabilidades políticas a un gran número de prominentes políticos de oposición que participarían en las elecciones regionales y municipales en ese país, es importante hacer una breve referencia respecto al procedimiento del Parlamento Europeo para la aprobación de la Resolución del 23 de octubre de 2008 sobre las inhabilidades políticas en Venezuela, considerando las erróneas apreciaciones de algunos medios de comunicación que minimizan, en este caso, la importancia de dicha Resolución. “No se puede minimizar el contenido de fondo de la Resolución, simplemente porque no la votaron más de doscientos eurodiputados”

Si bien es cierto que el texto fue aprobado por 51 votos a favor, uno en contra y ninguna abstención, no es apropiado descalificar la resolución señalando que la misma fue aprobada con menos del 10 por ciento de los eurodiputados presentes en el hemiciclo, dado que la votación se celebró al cierre de la sesión plenaria, cuando muchos parlamentarios habían abandonado ya Estrasburgo. Es de elemental importancia que se consideren los procedimientos con los que cuenta el Parlamento Europeo para aprobar cualquier tipo de resolución o instrumento jurídico propio.

Las iniciativas, por regla general, son conocidas, debatidas y finalmente aprobadas luego de un completo procedimiento que pasa por los Grupos Parlamentarios, la Conferencia de Presidentes y finalmente por el Pleno. Esto quiere decir que una Resolución de esta naturaleza gozó del conocimiento y debates propios de la casa de la democracia más importante del mundo actual, por lo tanto, no se puede minimizar su contenido de fondo, simplemente porque no la votaron más de doscientos eurodiputados.

En todo caso, es oportuno reiterar la llamada para que desde ningún escenario político del mundo civilizado se permita que se violenten los derechos políticos y las garantías constitucionales y legales que establece el propio régimen venezolano, a quienes tienen la valentía de enfrentar al régimen que promueve la revolución bolivariana que saluda solemnemente las banderas del terrorismo.