tanqueisrael.jpgEl escritor peruano Vargas Llosa no acepta como causa legítima para la contraofensiva de Israel en Gaza los 6.000 misiles que Hamás le disparó desde 2005. ¿Cuántos misiles serán necesarios para constituir casus belli? ¿10.000? ¿20.000?, pregunta el autor.

(Desde Montevideo) MARIO VARGAS LLOSA PUBLICÓ recientemente un artículo titulado Morir en Gaza, dedicado a la contraofensiva militar de Israel contra la milicia armada de Hamás.

El escritor afirma que esta contraofensiva, por un lado, fracasará en alcanzar sus objetivos y, por otro, que no es justificada. Ambas afirmaciones son equivocadas por lo menos hasta este momento y siendo el autor un hombre de razón es importante argumentar porqué.

DOBLE OBJETIVO: DEFENSA Y ESTRATEGIA

La contraofensiva de Israel tiene dos objetivos, uno inmediato y otro estratégico. “Vargas Llosa parece sufrir del síndrome del observador occidental que pasa unos días en algún país exótico y se transforma en experto del lugar” El inmediato es defenderse de los misiles que le dispara Hamas, que son legalmente actos de guerra. Tendremos que esperar semanas o meses para determinar si esta contraofensiva de Israel resultó eficaz en disminuir la capacidad de Hamás para contrabandear y lanzar misiles. Por ahora afirmar lo contrario no tiene base.

El objetivo estratégico es mostrar a Hamás que la violencia no es una opción moral ni militarmente sostenible y que debe renunciar a ella y negociar con Israel como hicieron Egipto, Jordania, la OLP y actualmente Siria. “Marruecos no lanza misiles contra Ceuta. España no lanza misiles a Gibraltar ni México a Texas” Para evaluar si este objetivo es alcanzado tendremos que esperar aún más tiempo (a la OLP le llevó 25 años reconocer a Israel, desde 1964 hasta 1988).

La segunda conclusión también es equivocada por varias razones. La principal es su relativa falta de conocimiento de la historia y el contexto del conflicto. Vargas Llosa parece sufrir del síndrome de Pasaje a la India, es decir el del observador occidental que pasa unos días o semanas en algún país exótico y se transforma en experto del lugar que visitó.

LOS MISILES CREARON EL MURO

Vargas Llosa no acepta como causa legítima para esta contraofensiva de Israel, los 6.000 misiles que Hamas le disparó desde 2005. “El control fronterizo es una medida puramente defensiva y rápidamente reversible” ¿Cuántos misiles serán necesarios para constituir casus belli? ¿10.000? ¿20.000? El autor no nos informa.

Por el contrario, el autor afirma que los misiles de Hamas no son causa del conflicto sino consecuencia de un bloqueo económico israelí. El autor se equivoca en su análisis. El muro no crea los misiles, sino que los misiles crearon el muro y hacen que siga allí. Existen barreras y controles estrictos en muchas fronteras pero sólo Hamas lanza miles de misiles contra los civiles que viven del otro lado. Marruecos no lanza misiles contra la ciudad española de Ceuta. España no lanza misiles a Gibraltar ni México a Texas.

El bloqueo es principalmente una restricción del ingreso de habitantes de Gaza a trabajar en Israel. La razón para establecerlo fue que desde Gaza ingresaban terroristas y armas para realizar atentados en Israel. Este control fronterizo es por lo tanto una medida puramente defensiva y rápidamente reversible. La única condición que Israel ha pedido para reabrir esta frontera es que Hamas, como previamente hizo la OLP, renuncie a la violencia y reconozca a Israel.

PERSPECTIVA HISTÓRICA

Vargas Llosa aconseja adoptar una perspectiva histórica para formarse una opinión sobre la situación actual. Buen consejo pero que él mismo no aplica correctamente. La perspectiva histórica muestra cual ha sido siempre la actitud de Hamás respecto a la paz. En 1988 la OLP reconoció a Israel y Hamas acusó a Arafat de traidor.

En 1992 la OLP firmó un acuerdo de paz con Israel y Hamas se opuso e inició la peor ola de atentados suicidas de la era moderna dirigidos contra civiles y en especial contra restaurantes, escuelas y autobuses, incluyendo autobuses escolares.

En 2005 Israel se retiró de Gaza llevándose a todos sus ciudadanos y dejando decenas de millones de dólares en instalaciones productivas, en especial invernaderos. En 2006 Hamás ganó una elección en Gaza y procedió a destruir todas esas instalaciones productivas y a lanzar misiles contra Israel diariamente.

En 2007 Hamás derrocó por la fuerza al presidente constitucional de la Autoridad Nacional Palestina y se convierte en el gobernante único e ilegítimo de Gaza al mismo estilo de Fujimori a quien Vargas Llosa tanto ha criticado o más apropiadamente a Videla o Pinochet.

¿SEMEJANTE AL HOLOCAUSTO?

El escritor se equivoca aún más cuando compara Gaza con los guetos en los cuales los nazis encerraron a los judíos durante el Holocausto. La mayor diferencia es que los guetos nazis eran estaciones intermedias a partir de las cuales se deportaba a los judíos para ser asesinados en campos de exterminio.“Las condiciones de vida de Gaza son similares a las de Lima o México. Su pobreza es real y las causas son numerosas, pero agravadas porque sus dirigentes dilapidan la ayuda económica” Los habitantes de Gaza no están siendo deportados a ningún lado.

Por otra parte los judíos eran forzados a abandonar sus casas y ciudades e instalarse en los guetos. Nadie llevó a los habitantes de Gaza a vivir allí a la fuerza, ni los obliga a quedarse. Las condiciones de vida en los guetos nazis no tienen comparación posible con ninguna situación actual. Las personas vivían hacinadas, aterrorizadas por las razzias permanentes y morían enfermedades o asesinadas en la calle a discreción de guardias nazis borrachos aún antes de ser deportadas. Los afortunados hacían trabajo esclavo en fábricas de alemanes y eran deportados a campos de exterminio cuando ya no podían trabajar.

Vargas Llosa podría leer los trabajos del historiador Emanuel Ringelblum de la Universidad de Varsovia (que vivió en el gueto de Varsovia hasta su propia ejecución por los nazis) para conocer mejor la diferencia. Las condiciones de vida de Gaza son las de barrios similares pobres de Lima, México, Mumbai o Kinshasha. Su pobreza y subdesarrollo es real y las causas son como en los otros casos numerosas, en este caso muy agravadas porque sus dirigentes dilapidan la ayuda económica internacional que reciben en armas en lugar de invertirlo en escuelas, universidades y hospitales.

LIBRES PERO RESPONSABLES

Para terminar, Vargas Llosa elogia al periodista Israelí Gideon Levy, uno de los pocos que ha criticado esta contraofensiva en su país.

A.B. Yehoshua, uno de los más importantes escritores de Israel, contestó al Sr. Levy en una carta abierta días atrás: …si está usted realmente preocupado por las muertes de nuestros niños y los de ellos, entendería que la actual guerra no tiene como objetivo expulsar a Hamás de Gaza sino inducir a sus seguidores… a detener los ataques contra Israel… para evitar que sus hijos sigan muriendo en el futuro en aventuras militares sin sentido. Después de todo, es la primera vez en la historia palestina después de ocupaciones otomanas, británicas, jordanas e israelíes que tienen un gobierno independiente de un territorio. Y si empiezan a construir, desarrollar y proseguir objetivos sociales, aún bajo una ley islámica, probarán al mundo y en especial al pueblo de Israel que … están listos para vivir como vecinos pacíficos, libres de hacer lo que les parece mejor pero también responsables de sus actos…

Vargas Llosa haría bien en leer el texto completo de esta respuesta de un intelectual comprometido con la paz y conocedor real de las causas de los sufrimientos de su pueblo y del pueblo vecino.