crisisespanasalirmab2.JPGLas soluciones pasan por elevar la productividad mediante la innovación empresarial y una mayor flexibilidad laboral. Cómo lograrlo.

(Desde Madrid) LA CRISIS FINANCIERA INTERNACIONAL y la caída del precio de la vivienda han golpeado sobremanera a la economía española. Una economía en la que el más del 10 por ciento del PIB se ha basado en el sector de la construcción y en servicios de bajo valor añadido, en los que se usa de manera intensiva la mano de obra poco cualificada. De ser el país que más empleo creaba en la UE –en los últimos 12 años se crearon más de 7,5 millones de empleos– hemos pasado a ser el que más destruye. “En septiembre estaremos en los 4,5 millones de parados y en 2010 cerca de los 5 millones”Asimismo, hemos sufrido cambios muy acelerados en los últimos años como la llegada masiva de inmigrantes, la incorporación de la mujer al mercado de trabajo o el cambio educativo, y todavía no ha dado tiempo a digerirlos de manera conveniente.

España ha entrado en su período de recesión más grave desde 1960. Con el PIB cayendo dos trimestres seguidos, descendió el 1% entre octubre y diciembre de 2008 y, tras la bajada del 0,7 por ciento del trimestre anterior, se unió al grupo de países en recesión técnica.

“Nadie descarta una intervención de la banca española, excepto en BBVA y Santander”El número de parados se acerca a los 3 millones y medio con una tasa de desempleo del 14,8%. Los sectores más afectados son la construcción, la industria, los servicios o la agricultura. España está inmersa en una recesión muy importante que proviene del sector inmobiliario y genera mucho desempleo y disminución del consumo. En septiembre estaremos en los 4,5 millones de parados y en 2010 cerca de los 5 millones, explica Rafael Pampillón, director del Área Económica del Instituto Empresa.

EL SANTANDER Y EL BBVA, LOS MÁS SOLVENTES

Además, España no es tan flexible como Estados Unidos en términos laborales y de bajada de salarios. Por eso nuestro país y la Unión Europea tardarán más que “El PIB será del -3% para 2009 y del -0,5% para el año siguiente. Sólo después del segundo trimestre de 2010 se vislumbrará un crecimiento positivo”Estados Unidos en salir de la crisis. Hay mucha vivienda nueva que los promotores no venden y no pagan a los bancos. Tenemos un millón y medio al año sin vender y tardaremos 3 años en digerirlo, añade Pampillón. Así, el Estado tendrá que comprar activos a los bancos españoles con el fin de que puedan tener liquidez y pagar las deudas a las entidades financieras extranjeras. Y es que ya nadie descarta una posible intervención de la banca española excepto quizá en BBVA y Santander que parecen los más solventes.

Por otro lado, la Seguridad Social ha perdido 1,1 millones de afiliados en un año y se ha disparado el gasto por prestaciones de desempleo un 63%.

PREVISIONES PARA 2009-2010

Los datos son nefastos pero las previsiones para 2009 y 2010 no son muy halagüeñas. Según las Cajas de Ahorros el crecimiento del PIB será del -3% para 2009 y del -0,5% para el año siguiente. No será hasta después del segundo trimestre de 2010 cuando se vislumbre un crecimiento positivo y una reactivación del sector inmobiliario durante ese año o el siguiente.“El gobierno español parece paralizado ante esta situación de crisis”

El desempleo se situará a finales de 2010 en una tasa del 20,5% y el déficit, según un estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorro FUNCAS, se disparará un 7,4% en 2009 y un 9,3% en 2010. Para el BBVA, las expectativas son parecidas: un paro de 4,5 millones de personas y una tasa de desempleo del 20%. En cuanto al déficit para 2009, lo cifran en el 10%.

Para las Cajas de Ahorros, las exportaciones permanecerán a la baja en 2009 a causa de la recesión en los principales socios comerciales pero su descenso será menos pronunciado que el de las importaciones.

PARÁLISIS DEL GOBIERNO SOCIALISTA

El gobierno español parece paralizado ante esta situación de crisis. De momento, el ejecutivo socialista de sólo parece apostar por políticas keynesianas de expansión fiscal (2% del PIB) para compensar la caída del consumo privado con inversión en infraestructuras y creación de puestos de trabajo. “Hay que incrementar la inversión en I+D+i, sobre todo por parte de las empresas”Pero esto no es suficiente si no va acompañado de una reforma en el mercado de trabajo, la administración y de un aumento de la competitividad de nuestra economía; además de la liberalización del mercado de la energía, transporte ferroviario y distribución comercial, entre otros.

Las soluciones pasan por elevar la productividad mediante la innovación y una mayor flexibilidad laboral. Hasta el momento la parálisis gubernamental no parece avanzar en ninguno de los dos sentidos, pese a que el presidente ha prometido un paquete “relevante” de reformas estructurales que sirvan de apoyo al plan anticrisis del gobierno. Aunque de manera tímida, Rodríguez Zapatero ya ha anunciado la inclusión en su plan E de reformas para mejorar la productividad en sectores como el transporte, la energía, las telecomunicaciones, los servicios y la administración.

REFORMA DEL MERCADO LABORAL

La reforma del mercado laboral debería comenzar con un despido más flexible, “Somos un país con 3 millones de funcionarios que nos cuestan 2.400 euros anuales a cada habitante”más empleo a tiempo parcial, reducciones de la contribución empresarial a la Seguridad Social, invertir en formación continúa o medidas orientadas a la flexiseguridad como que las prestaciones por desempleo estén asociadas con incentivos a la movilidad laboral y ocupacional.

Hay que incrementar la inversión en I+D+i, sobre todo por parte de las empresas. España está por debajo de la media europea en inversiones en Investigación y Desarrollo. El gasto en 2007 fue del 1,3% del PIB, frente al 1,8% de media de la Unión Europea. Un gasto que depende en exceso de la subvención pública y en el que la relación entre empresas y Universidad no funciona. Además, sectores como las energías renovables o la biotecnología deberían tener un gran protagonismo en nuestra economía pues son nichos productivos y de alto valor añadido.

CAMBIOS URGENTES

“Según los datos del FMI de enero, la recesión continuará en España durante 2010”Y lo que es fundamental y necesario es reformar la educación con mejor formación frente al gran porcentaje de fracaso escolar y universidades públicas españolas con un nivel más elevado. Algo complicado cuando todavía se discute si deben adaptarse o no al Plan de Bolonia, mientras las privadas llevan un par de años trabajando con el nuevo sistema que permitirá convalidar titulaciones y trabajar en cualquier país de la UE.

Además, tenemos una administración que necesita adelgazar y reformarse para que sea más eficaz y productiva. Somos un país con 3 millones de funcionarios que nos cuestan 2.400 euros anuales a cada habitante. De los tres millones de empleados públicos, el 56% pertenece a la Administración autonómica; el 18%, a la central (la que menos crece); y el resto, a los ayuntamientos.

Según los datos del FMI de enero, la recesión continuará en España durante 2010. Si la mayor parte de las reformas anteriormente citadas no se ponen en marcha a medio plazo el retroceso económico en España será de órdago y las generaciones que vienen tendrán que cargar con un nivel de vida inferior al que hemos disfrutado nosotros.