PopeRoss Douthat
9/20/2010

A pesar de la cantidad de escándalos que protagoniza la Iglesia Católica, el Papa Benedicto XVI atrajo a un gran número de personas en su visita a Gran Bretaña. La gente que asistió no lo hizo porque estuviera de acuerdo con las ideas del Papa, sino para mostrar su respeto hacia el papel que cumplen la Iglesia y él, que es lo que ha mantenido a la Iglesia a flote durante 2000 años. Los últimos dos Papas, según Douthat, han mantenido la tradición aún a riesgo de parecer “reaccionarios y alejados del mundo real”, pero es esta devoción por la tradición la que ha mantenido en pie a la figura del Papa durante tanto tiempo. Es por esto que los católicos deberían buscar la unidad entre ellos en vez de admirar al Papa, al Vaticano y a sus santos.

Douthat es columnista de The New York Times

Enlace a la fuente original en inglés