Funeral Néstor KirchnerGerardo Milman
23/11/10

Milman denuncia la obsesión de la gente por traer a los muertos de vuelta a la vida. En todas partes del mundo se rinde culto a los muertos, pero una cosa es “el recuerdo emocionado” y otra la “adoración fanatizada”. Los argentinos tienen tendencia a transformar en ídolos a los muertos populares, asegura el autor, de manera que en vez de dejarles descansar se les asigna una misión. El último de estos personajes es el recientemente difunto Néstor Kirchner. El problema es que esta “vuelta a la vida” no resuelve los problemas estructurales de Argentina, y para eso hay que mantener los pies en la tierra y la mente lejos de la magia y la voz de los oráculos.

Gerardo Milman es diputado Nacional del GEN e integrante de la Comisión de Presupuesto,

Enlace a la fuente original