PetróleoPablo Pardo
07/02/2011

Las revueltas en Túnez y Egipcio han enviado una oleada de desasosiego a todo el mundo árabe. El autor asegura que, a pesar de que mucha gente cree que las revoluciones terminarán con las dictaduras de los mundo árabe, o que por lo menos ayudarán a hacer la transición hacia la democracia, en realidad hay países en los que ésto no surtirá efecto. Pablo Pardo se refiere a la “petrodictaduras”, los países productores de petroleo que se encuentran bajo una dictadura, lo que nos lleva a la curiosa relación proporcional que hay entre petróleo y democracia. Larry Diamond destaca que “Ni uno solo de los 23 países que obtienen la mayor parte de sus ingresos por exportaciones del gas o del petróleo son democracias”.

Pablo Pardo es corresponsal de El Mundo en Washington

Enlace a la fuente original