g_gaddafi_jpg_520_360Neil MacFarquhar
28/02/2011

La revolución de Libia sigue en pleno apogeo, y Gadaffi sigue sujeto a su trono, de donde no parece tener intenciones de bajar. Pero ¿qué pasará cuando todo acabe? Gadaffi ha pasado las 4 décadas de su dictadura eliminando cualquier organismo y a cualquier persona que pudiera suponer algún problema para su gobierno, por lo que no hay nadie para tomar el relevo cuando la población consiga que, por fin, abandone su puesto de dictador corrupto. Libia no tiene un cuerpo militar al que otorgarle el poder mientras se convocan elecciones, ni Parlamento, ni sindicatos, ni partidos políticos, ni sociedad civil, ni organizaciones no-gubernamentales. El vacío político que quedará cuando Gadaffi, por fin, caiga, resulta peligroso. Los integristas islámicos podrían aprovechar para subir al poder. O podría declararse el caos, convirtiendo a Libia en un país sin líder y sin ley. Sólo el tiempo lo dirá.

Neil MacFarquhar es periodista y autor de “The Media Relations Department of Hizbollah Wishes You a Happy Birthday: Unexpected Encounters in the Changing Middle East”

Enlace a la fuente original