El excremento del diablo contra la democracia

Por elvira, 7 de febrero de 2011

PetróleoPablo Pardo
07/02/2011

Las revueltas en Túnez y Egipcio han enviado una oleada de desasosiego a todo el mundo árabe. El autor asegura que, a pesar de que mucha gente cree que las revoluciones terminarán con las dictaduras de los mundo árabe, o que por lo menos ayudarán a hacer la transición hacia la democracia, en realidad hay países en los que ésto no surtirá efecto. Pablo Pardo se refiere a la “petrodictaduras”, los países productores de petroleo que se encuentran bajo una dictadura, lo que nos lleva a la curiosa relación proporcional que hay entre petróleo y democracia. Larry Diamond destaca que “Ni uno solo de los 23 países que obtienen la mayor parte de sus ingresos por exportaciones del gas o del petróleo son democracias”.

Pablo Pardo es corresponsal de El Mundo en Washington

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

El invierno del faraón

Por elvira, 3 de febrero de 2011

El-BaradeiEnrique Berruga Filloy
03/02/2011

Hosni Mubarak lleva gobernando Egipto más de 3 décadas como presidente “vitalicio”, y pretendía entregar el poder a su hijo o a su secretario de interior. Pero cuando en Túnez dijeron “ya basta”, en Egipto siguieron su ejemplo. Así, Mubarak ve como su imperio se desmorona y lanza a sus soldados a controlar a las multitudes. El ejército egipcio se negará a masacrar a su población, Mubarak pedirá garantías para su familia y alguien ascenderá al poder. Es posible que fuera El-Baradei, como un Nelson Mandela egipcio, pero al haber hecho la carrera fuera de su país no conoce el ámbito de la política todo lo que debería, aunque cuenta con la ventaja de que todos los opositores a Mubarak le ven como el único personaje que puede llevar el cambio.

Enrique Berruga Filloy es diplomático y escritor, embajador de México desde 1995 y fue representante Permanente de México ante la ONU de 2003 a 2007.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

Hablemos de lo inevitable: Egipto, ¿ola o tsunami?

Por elvira, 3 de febrero de 2011

Netanyahu and MubarakInocencio Arias
03/02/2011

Sobre las revoluciones en el mundo árabe, y en especial sobre la de Egipto, mucho se ha escrito ya. Pero, ¿realmente se ha hablado de todo lo importante? La situación de Israel está a un paso de cambiar drásticamente como consecuenta de las revueltas, pero sin embargo nadie les menciona. Como “aliado” de Egipto, Israel está ahora mismo en una situación bastante precaria, y realmente no le conviene que Mubarak deje el poder. Las filtraciones de Wikileaks demostraron que Israel no estaba diciendo del todo la verdad, ya que el gobierno de Netanyahu contaba con al apoyo de Palestina, lo que provocó un aluvión de reacciones no demasiado positivas. La situación ha llegado hasta tal punto que el presidente ha pedido a su gabinete que no hagan ni una declaración al respecto, y la prensa empieza a echarle en cara a EEUU que le haya exigido a Mubarak un cambio. La ola se ha convertido en un tsunami.

Inocencio Arias es un diplomático español jubilado en 2010, escritor y ex-profesor universitario.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

La juventud árabe, entre la exclusión y la espera

Por elvira, 2 de febrero de 2011

flamesTomás Jiménez Araya
02/02/2011

En el norte de África y Oriente Próximo hay más de 100 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años que son el resultado acumulativo de una larga y profunda transición demográfica que empezó hace 3 ó 4 décadas. Lo normal es que un cambio demográfico como ese beneficie al país, ya que con tantos jóvenes en edad de trabajo y la reducción en la población dependiente (ancianos y niños) se abre la posibilidad de ampliar la participación laboral, incrementar las tasas de ahorro e inversión e impulsar un mayor crecimiento económico. Sin embargo, para ésto se tiene que contar con el entorno político y social correcto, algo que no se ha dado en Túnez ni en Egipto, y los jóvenes árabes muchas veces no tienen acceso a cosas tan básicas como la vivienda, educación o empleo. Era de esperar que esta multitud de jóvenes desfavorecidos se hartaran de aguardar al cambio y quisieran tomar el futuro en sus propias manos.

Tomás Jiménez Araya es profesor consultor del Máster de Derechos Humanos y Democracia-UOC y editor de Población y Desarrollo en el Mediterráneo. Transiciones demográficas y desigualdades socioeconómicas.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

Hartos: más libertad, menos miseria

Por elvira, 1 de febrero de 2011

Revolución TunecinaNicolás Sartorius
01/02/2011

Las revoluciones tunecina y egipcia han demostrado una vez más que las cosas solamente cambian si la gente se moviliza, si alguien se levanta un día tan harto que explota y decide que ha llegado el momento de hacer algo. La reacción europea ante las revoluciones ha sido lamentable, dice Sartorius, ya que durante años han permitido estas dictaduras bajo la excusa de que “frenaban el terrorismo” y mantenían la estabilidad. Pero las revoluciones no han sido protagonizadas por musulmanes radicales, sino por ciudadanos que estaban hartos de soportar la situación de represión que vivían. La UE debería cambiar su política hacia el Magreb y apoyar a los regímenes democráticos.

Nicolás Sartorius es vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

Una “valla” diferente de otras

Por elvira, 1 de febrero de 2011

GreciaMichael B. Christides
01/02/2011

El autor, embajador de Grecia en Argentina, explica desde otro punto de vista la construcción de la valla en la frontera entre Turquía y Grecia. Christides argumenta que la razón principal para la construcción del muro es frenar la trata de personas que se ha convertido tan habitual en la zona. Según con datos oficiales, en 2010 entraron en Grecia 128.000 inmigrantes ilegales, y solamente desde Turquía fueron unos 50.000, un 45,5% más que el año anterior. La valla y las modificaciónes del sistema nacional de asilo que se han propuesto deberían solucionar el problema.

El autor es el embajador de Grecia en la Argentina

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

Washington ya comenzó a soltarle la mano a Mubarak

Por elvira, 31 de enero de 2011

Hosni MubarakPaula Lugones
31/01/2011

Egipto, país árabe pero simpatizante de la causa israelí y dueño del ejército más numeroso del mundo árabe, es el principal aliado de Estados Unidos en el mundo islámico. Pero la actual revolución está haciendo que EEUU suelte un poco la mano del presidente vitalicio, Hosni Mubarak. Hillary Clinton habló de “transición ordenada” y de “elecciones justas”, y el presidente Obama ha estado hablando con los líderes regionales egipcios. La era post-Mubarak se acerca, aunque Estados Unidos no termina de decantarse por un sucesor. El líder de la oposición y Premio Nobel de la Paz Mohamed El Baradei, demócrata moderado, se perfila entre las posibilidades, pero los roces que tuvo a su paso por la Agencia de Energía Atómica de la ONU no terminan de convencer a los EEUU.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

¿Y Marruecos?

Por elvira, 31 de enero de 2011

MarruecosAbdellatif Laâbi
31/01/2011

En consonancia con el actual escenario de revoluciones, el autor analiza la situación marroquí. Marruecos no está siendo gestionado como un país con la identidad asentada y la riqueza cultural que tiene, sino como una enorme empresa cuyo único fin es enriquecer a sus mayores accionistas mientras el resto reciben solamente migajas de lo que realmente les corresponde. Es el precio a pagar por el despegue económico de un país que cada vez deja más de lado el despegue democrático. La mayoría de los marroquíes quieren una pacífica transición hacia la democracia, y los gobernantes marroquíes deben dar pruebas de su voluntad de satisfacer esta demanda de la sociedad, pero para ello hacen falta muchos cambios. La Revolución de los Jazmines tunecina se podría dar en Marruecos, si solamente dependiera de las circunstancias del país. Pero Marruecos no es Túnez.

Abdellatif Laâbi es escritor marroquí.

Enlace a la fuente original

danos tu opinión

Susurrando a los dictadores

Por elvira, 28 de enero de 2011

José Ignacio Torreblanca
28/01/2011

No hay mucha gente que se atreva a enfrentarse a los dictadores, pero parece que las cosas están cambiando. Primero fue Túnez y ahora es Egipto quien se ha levantado contra su mandatario, quien debe replantearse si merece la pena seguir con esta lucha. Esta situación han dejado en evidencia a la diplomacia, que durante años ha defendido el “diálogo crítico”, en contra de los defensores de los derechos humanos, que se posicionan a favor de la transparencia y rechazan este tipo de diálogo, que silencia los abusos de las dictaduras. En este debate entran también las posiciones de las potencias exteriores. EE.UU. parece que ha alzado la voz en contra de la represión, apostando por las reformas en un régimen al que ha apoyado militarmente durante años. Europa, sin embargo, aún mantiene su silencio, como ha hecho durante todos estos años para mantener la estabilidad en la zona. Pero su inactividad, dice el autor, ya no es suficiente, a pesar de tener las manos atadas, pues Egipto es demasiado poderoso como para equivocarse. Por tanto, parece que aún es labor de los ciudadanos conducir el cambio hacia una democracia.

José Ignacio Torreblanca es director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations (ECFR), profesor de la UNED y columnista de El País.

Enlace a la fuente original.

danos tu opinión