Grupo de trabajo del Encuentro Internacional de Safe Democracy

ESCENARIO
Uno de los problemas más graves del mundo contemporáneo, además del hambre y la pobreza, es el deterioro del medio ambiente producido por la acción del hombre, según lo acaba de confirmar el Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático de Naciones Unidas en París.

En este contexto, la transformación de Asia y su rápido crecimiento económico puede echar leña al fuego sino se hace de una forma sostenible y responsable. Un interrogante al respecto es, ¿qué sucedería si Asia favorece un estilo de vida occidental? Es muy probable que si los habitantes de China, India y otros países de Asia, en pleno desarrollo, adoptaran el estilo de vida occidental, el planeta experimentaría serios problemas de sostenibilidad.

China cree desde hace años a ritmos que rondan el 10 por ciento anual y saca de la pobreza a millones de personas, pero lo hace sin prestar atención al medio ambiente, al menos hasta los recientes anuncios del primer ministro Wen Jiabao en la Asamblea Nacional Popular. En este sentido, el modelo de crecimiento económico asiático está contribuyendo al excesivo consumo de energía y a la grave contaminación ambiental. El desarrollo industrial está produciendo un “asesinato” de la naturaleza derivado, por ejemplo, del consumo pesquero y forestal por parte de Japón. La contaminación del Yang-tse en China, la destrucción de bosques en Indonesia, la búsqueda continua de materias primas o los cada vez menos recursos marinos se han convertido en importantes señales y sobre todo en claros ejemplos de las consecuencias que produce un salvaje desarrollo económico que prima ante todo el interés económico sobre el ecológico.

A esta “nueva” amenaza medioambiental se suman las ya tradicionales amenazas a la seguridad. A los históricos conflictos de Corea del Norte y Taiwán, hay que sumarle el fenómeno del terrorismo en sus distintas versiones (religioso, etno-nacionalista), los actos de piratería en todo el sensible corredor marítimo asiático, la proliferación de armamento nuclear de India y Pakistán, los aumentos de los presupuestos de las grandes potencias, la existencia de conflictos territoriales latentes por la posesión de espacios terrestres o marinos, el auge del islamismo, etc.

No sólo el crecimiento de Asia influye negativamente sobre el bienestar ecológico del planeta. El crecimiento masivo de la economía y de la población mundial durante el último siglo ha generado cambios ambientales sin precedentes.

El desafío es encontrar un modelo de desarrollo económico y social asiático inclusivo que sea compatible con la capacidad productiva y el bienestar del planeta. La preservación del medio ambiente es vital. (SIGUE…)


Las respuestas de los expertos se articularán en torno a:

– ¿Qué medidas de colaboración podrían establecerse entre la Unión Europa y Asia para garantizar un desarrollo sostenible del crecimiento económico asiático en el ámbito económico, político y tecnológico?

– ¿Como garantizar el transito energético y el comercial de las locomotoras del Lejano Oriente. La importancia del Sudeste Asiático como eje marítimo mundial.

– ¿Cuáles han sido las consecuencias en el ámbito político de la guerra contra el terrorismo global sobre la población musulmana asiática?

– Delimitar medidas efectivas contra el terrorismo yihadista en Asia. Diferenciar y analizar los distintos conflictos, como por ejemplo: Xinjiang: conflicto religioso o etno-separatista.

– Futuras fuentes de conflicto intraestatal: importancia de los recursos naturales como fuentes de inestabilidad.

– ¿Cómo afrontar el ascenso chino? ¿Integración o rechazo? ¿Cuál será el futuro mapa estratégico en Asia?

– Pakistán-Bangladesh-Indonesia: ¿Cuál es el futuro de estos tres países claves en el futuro del Islam? Claves de su inestabilidad.

– ¿Cómo transformar el boyante desarrollo económico de China e India en desarrollo y avances sociales?

– Cómo evitar situaciones de inestabilidad e inseguridad que puedan deteriorar el medioambiente: migraciones forzosas, crisis alimentarias, expansión de enfermedades, crisis medioambientales, catástrofes naturales, etc.

Safe Democracy agradece a Javier Gil Pérez su colaboración en la redacción de los ejes temáticos de este grupo de trabajo.