Resultados del Encuentro Internacional de Safe Democracy

Por Fernando Delage, relator

DESAFÍO REGIONAL PLANTEADO

CONCLUSIONES DE LOS EXPERTOS:

“…La conclusión general es que aunque el crecimiento de Asia es extraordinario y cabe pensar que se mantendrá, hay una serie de factores que pudieran detenerlo. Ninguno de ellos es hoy tan importante como el reto de la gobernabilidad”.

Rapporteur (relator):
Fernando Delage, director de Casa Asia-Madrid y miembro del Consejo Asesor de la revista Política Exterior.

Moderador:
Rafael Bueno, director de Conferencias, Seminarios y Estudios de Casa Asia y director del Diálogo Oriente Occidente de la misma institución.

Expertos:
Gracia Abad, doctora en Ciencias Políticas y experta en temas de Asia-Pacífico y regionalismo en Asia Oriental. Es investigadora de la Unidad de Investigación sobre Seguridad y Cooperación Internacional del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido investigadora invitada en el Institute for Defense and Strategic Studies de Singapur.

Mario Esteban, profesor ayudante doctor en el Centro de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Autónoma de Madrid. Coordina el Panel de Expertos sobre Asia-Pacífico del Observatorio de Política Exterior Española de la Fundación Alternativas. Su área de especialización comprende las relaciones internacionales de Asia Oriental y los sistemas políticos de China y Taiwán.

Javier Gil Pérez, experto en terrorismo islamista en el Sudeste Asiático y candidato a Doctor por el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado en Madrid. Se encuentra actualmente como investigador invitado en el Instituto de Defensa y Estudios Estratégicos de Singapur. Ha sido investigador invitado en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Yakarta, en Indonesia.

Ricardo Israel Z., abogado y politólogo. Tiene un Ph.D. y un master en Ciencia Política de la Universidad de Essex y es Catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Chile. Dirige el Centro Internacional para la Calidad de la Democracia y la Escuela de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Chile. Preside el Comité de Fuerzas Armadas y Sociedad de la Asociación Mundial de Ciencia Política. Ha publicado decenas de libros y ensayos traducidos a varios idiomas y es conductor y comentarista de programas políticos e internacionales en Radio y TV.

Amaia Sánchez Cacicedo, colabora con centros de estudio relacionados con la resolución de conflictos en las regiones del Sur de Asia. Es graduada del Master en Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown y ha trabajado con ACNUR en Sri Lanka, Kenia y Costa Rica. Está realizando su doctorado en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (Londres).

Jordi Vallejo Urbano, Ingeniero especializado en electrónica y comunicaciones. Ha estudiado en la Universidad Shr Da de Taipei. Vive desde hace 10 años en Asia, donde creó 3 empresas de I+D para tecnologías de VoIP y para la producción de electrónica. Trabaja actualmente para FON, donde está a cargo de VP of Technologies y coordina los equipos de desarrollo de Asia.

(SIGUE…):

UNA VISIÓN ECONOMICISTA DEL DESARROLLO ha producido importantes déficit sociales y políticos. A pesar de crecer de manera sostenida durante varias décadas, la mayoría de los Estados del continente cuentan con una pobre infraestructura institucional. Ha habido un insuficiente desarrollo del Estado de Derecho, la democracia se ha abierto camino con dificultad, y en casi todos los casos hay graves problemas de gobernabilidad.

La desigualdad social, que va en aumento; el reducido acceso a bienes públicos básicos como sanidad y educación; reducidas inversiones en infraestructuras; la corrupción o la situación del medio ambiente son todos ellos factores que explican malos índices de desarrollo humano. Todos ellos son consecuencia de ese equilibrio entre modernización económica, por un lado, e insuficiente modernización política, por otro.

EL MODELO DE DESARROLLO ASIÁTICO
Sobre la base de este contexto se examinaron los factores que afectan a la sostenibilidad del modelo de desarrollo asiático.

Se distinguieron tres grandes tipos de vulnerabilidades:

UNO
Dependencia externa: La estrategia desarrollista asiática ha dependido en gran medida del acceso a los mercados extranjeros y de la recepción de inversiones directas. Una reacción proteccionista en algunos de esos mercados, como Estados Unidos o la Unión Europea, podría frenar el crecimiento en Asia.

Esa excesiva dependencia hace que los países asiáticos busquen hoy el desarrollo de unas bases internas del crecimiento. Se quiere estimular el consumo y la demanda interna, en parte para corregir los déficit sociales, en parte para aliviar esas vulnerabilidades.

Dentro de este capítulo se mencionó asimismo la dependencia energética, importante en el caso de los dos grandes gigantes en auge: China e India. La necesidad de gas y petróleo –así como de otros recursos– plantea riesgos de rivalidad. Es otro motivo para mejorar en la eficiencia energética, cuestión hoy absolutamente prioritaria para el gobierno chino.

DOS
Sistemas políticos: Como ya se ha mencionado, hay una escasa solidez institucional. Hay un problema de legitimidad política aún no resuelto en muchos casos, pero incluso en los países democráticos quedan por resolver problemas de gobernabilidad. El golpe de Estado en Tailandia en septiembre de 2006 es un paradigma de esos problemas, que introducen muchas dudas sobre la estabilidad política regional. También se mencionaron los tres casos de países todavía al margen de las grandes fuerzas mundiales: Laos, Birmania y Corea del Norte.

TRES
Amenazas a la seguridad: Se examinaron asimismo los riesgos a la estabilidad interna en países poco cohesionados, con minorías étnicas y religiosas; la violencia secesionista; la violencia terrorista, islamista y no islamista y conflictos locales.

SEGURIDAD REGIONAL
La evolución de la seguridad regional, más allá de los riesgos concretos a cada país, fue también objeto de amplia discusión. Hay una incertidumbre por la alteración del equilibrio de poder que supone la irrupción de China como nueva potencia, los cambios en el papel de Estados Unidos, y la ausencia de estructuras formales de seguridad.

La emergencia de China y cómo los demás están respondiendo a ello, especialmente Estados Unidos y Japón, en el marco además de una creciente interdependencia económica asiática sitúan a Asia en una transición de poder hacia una región probablemente más multipolar.

Se examinaron por último los conflictos potenciales concretos: Corea del Norte (se evaluaron las implicaciones del reciente acuerdo del 13 de febrero para poner fin a la crisis nuclear); Taiwan, en una situación de relativa estabilidad, consecuencia del pragmatismo de Pekín y de la interdependencia económica entre ambos lados del estrecho; y Cachemira. Afganistán y Pakistán fueron también mencionados, así como el jihadismo en el sureste asiático.

Se discutió el posible papel que la Unión Europea podría desempeñar en estos escenarios. Aunque sus posibilidades sean reducidas en el terreno de la seguridad, como socio comercial preferente de varios países asiáticos, debería influir sobre determinadas prácticas y principios, así como en impulsar la defensa del multilateralismo y de un orden basado en normas.

La conclusión general es que aunque el crecimiento de Asia es extraordinario y cabe pensar que se mantendrá, hay una serie de factores que pudieran detenerlo. Ninguno de ellos es hoy tan importante como el reto de la gobernabilidad.

Teatro Lara, Madrid, 10 de marzo de 2007