corrupcionarg.jpgLas sospechas y querellas que acumulan los Kirchner y su círculo cercano, por corrupción y enriquecimiento ilícito, podrían ser desencadenantes de retrocesos, dice el autor. Julio de Vido, ministro de Planificación, ya se acerca a las cuarenta causas acusatorias ingresadas en los tribunales de la provincia de Buenos Aires, añade.

(Desde Santiago de Chile) LA REPÚBLICA ARGENTINA siempre ha sido una nación de grandes contrastes. Hasta hace no muchas décadas, y fruto del desarrollo cultural de sus grandes e influyentes colonias extranjeras, particularmente la italiana, Buenos Aires, la Capital Federal fue la única ciudad de la América del Sur que recibía a los más grandes artistas, realizadores cinematográficos, escritores e intelectuales de talla mundial, y en forma casi simultánea a la de los grandes centros culturales del mundo.

En materia de educación, las universidades argentinas alcanzaron altos niveles de desarrollo, prestigiándose internacionalmente. “Los Kirchner suman una dilatada experiencia política, habitando en la cúpula del poder más de la mitad de sus vidas” Respecto del comercio internacional, quien podría poner en duda el liderazgo en materia de carne y trigo, sin ir más lejos éste último representó, en su momento, la más alta proporción de las exportaciones mundiales.

En la época más reciente, la derrota por la Guerra de las Malvinas puso al país en el tapete mundial, y el recordado corralito lo sumió en una profunda depresión económica, causando un pesimismo y desesperanza como nunca antes, amén del engendro de los patacones como moneda doméstica para compensar la falta de moneda oficial. Quizás lo más próximo han sido las frustraciones y dolores de la era de los gobiernos gorilas.

CIRCUNSTANCIAS SOSPECHOSAS

Así, esta Argentina bendecida con grandes riquezas naturales, “Las sospechas por corrupción desencadenan potenciales de escenarios de gran retroceso, que podrían traer amargas experiencias” praderas ganaderas verdaderamente paradisíacas y fecundas, para engordar sus apetecidas reses, enfrenta hoy un nuevo escenario turbulento e ingrato. Los Kirchner Fernández suman una dilatada y reconocida experiencia política, de hecho han habitado en la cúpula del poder más de la mitad de sus vidas. Si el gobierno de Néstor Kirchner dejó un país con un sinnúmero de temas nacionales pendientes, el actual de Cristina Fernández, su mujer, no está haciendo mucho por revertir esta situación, menos aún lograr reencantar a los argentinos con un gran proyecto de país.

Sin embargo, las sospechas y querellas que acumulan los Kirchner y su círculo cercano, por corrupción y enriquecimiento ilícito, son desencadenantes potenciales de escenarios de retroceso. “Elisa Carrió ha deslizado que el negocio de juegos y casinos del empresario Cristóbal López es realmente una cobertura de Néstor Kirchner”Un virus amenazante que, de infectar al país, lo podría llevar una vez más a vivir amargas experiencias. Sólo el jurista Ricardo Monner ha interpuesto quince demandas en contra del matrimonio. Julio de Vido, ministro de Planificación, amigo de la familia Kirchner Fernández ya se acerca a las cuarenta causas acusatorias ingresadas en los tribunales bonaerenses.

La antigua opositora Elisa Carrió, y ex candidata a la presidencia de la república, ha deslizado que el negocio de juegos y casinos del empresario Cristóbal López es realmente una cobertura de Néstor Kirchner quien, según ella, sería el verdadero dueño de estos negocios. Como parte de su argumentación, Carrió señala que el otorgamiento de la concesión del Hipódromo de Palermo a López –hasta el año 2032– en los últimos momentos de su gobierno, sería una duda razonable para investigar la operación. “La familia Kirchner no es ni de cerca una familia sin fortuna”A renglón seguido señala que los beneficios proyectados de este negocio, del orden de 6.000 millones de dólares, deberían lograr convencer a las autoridades para abrir un expediente investigativo.

La familia Kirchner no es ni de cerca una familia sin fortuna. La recaudación por arriendos de sus propiedades se ha valorizado en un monto que se aproxima a los dos millones de dólares anuales. Y una bullada venta de terrenos en El Calafate, Santa Cruz, al grupo económico chileno Cencosud, logró vender en ciento veinte dólares el metro cuadrado, considerando que la familia lo adquirió en ¡dos coma cinco dólares! Los críticos y opositores afirman que la compra, que no utilizó el mecanismo de la licitación, fue simplemente una defraudación al estado argentino.

RICA ENTRE LAS RICAS

“La revista Forbes ficha a Cristina Fernández como la más poderosa del mundo hispano parlante” En el mismo orden de cosas, otros han afirmado que la reestatización de empresas habría incluido en el precio una relevante participación de los Kirchner, logrando así triangular recursos de la nación a la fortuna familiar. Ello se suma a las dudas respecto de la legalidad, y los eventuales actos constitutivos de delito, en los cuantiosos subsidios otorgados a empresas privadas, tanto para impedir alzas indeseadas en los precios de los bienes como para apoyar ciertas actividades de la economía.

La publicación, en la revista Forbes, de la nómina de las cien mujeres más poderosas del mundo, ficha a Cristina Fernández en el lugar 13º, constituyéndose en la más poderosa del mundo hispano parlante. Junto a Michelle Bachelet (25º), presidenta de Chile, son las únicas latinoamericanas que consigna el ranking. Esta posición que, constituiría un honor para cualquiera de las incluidas en el listado, para la señora Fernández se opaca y diluye al confrontársele con el cúmulo de recursos judiciales en desarrollo, todos vinculados al tesoro público o a enriquecimiento indebido.

Si tanto el pueblo argentino como la comunidad internacional visualizan una inestabilidad inminente del sistema democrático argentino, con los consecuentes efectos en la economía y la paz interior, este país, que posee lugares que evocan el Paraíso, podría verse inmerso, una vez más, en una profunda crisis social, política y económica. Y, como siempre, el costo humano se trasladaría indefectiblemente a las grandes mayorías menos afortunadas.