Charles Krauthammer
    10/29/2010
    El presidente Obama, quien decía ser un unificador y evitaba usar la palabra “enemigos” al referirse a un régimen iraní obstinado en matar a soldados americanos, llamó a las urnas recientemente a los votantes hispanos para “castigar a sus enemigos”. Esta retórica es aparentemente ignorada por el secretario de prensa Robert Gibbs, quien expresó su desacuerdo con el deseo de Mitch McConnell, líder del Senado republicano, de ver que Obama es un presidente de un solo mandato. Pero Krauthammer está de acuerdo con McConnell, señalando que ese discurso político es parte de un funcionamiento democrático y denota que, aunque los republicanos arrasen en estas elecciones, estos no conseguirán demasiada importancia hasta 2012.