Barack ObamaMitt Romney
11/3/2010

Obama aún está a tiempo de salvar las elecciones de 2010, si consigue centrarse en solucionar los problemas de la economía estadounidense. Según Romney, Washington se ha convertido en una “bestia mata-empleos” a la que Obama debe vencer. Son los gastos, y no los recortes en impuestos, lo que sigue poniendo en peligro la economía de EEUU, y por ello propone un presupuesto muy práctico: Primero hay que decidir cuánto dinero se va a gastar el gobierno en un año e intentar que todos los gastos quepan en esos números, y no al revés. En segundo lugar, hay que centrarse en dónde está el dinero, ya que la mitad está siendo usado para gastos médicos, de ayuda social, etc. Y en tercer y último lugar, los recortes de impuestos propuestos por Bush deberían mantenerse.

Mirr Rodney es republicano y fue gobernador de Massachusetts del 2003 al 2007

Enlace a la fuente original en inglés