escenarioseconomicos2.jpeg1º escenario: los planes de estímulo funcionan rápidamente y la economía mundial se recupera a fines de 2009. 2º escenario: los planes de estímulo no funcionan y la economía cae en una depresión grave hasta fines de 2010. 3º escenario: regreso del nacionalismo económico y de las guerras comerciales. 4º escenario: la recesión global dura una década.

(Desde Madrid) VIVIMOS UNA ÉPOCA de gran turbulencia económica y de crisis desde el último estallido del burbuja de las hipotecas subprime en agosto de 2007, y especialmente después de la caída de Lehman Brothers en 2008 que dejó un pasivo de 430 mil millones de euros (seis veces superior a la de Worldcom en 2002 y 10 veces mayor que la de Enron en 2001). Mientras algunos creen que se trata de una crisis más, que pasará pronto, otros hablan de derrumbe total y de un cambio de ciclo.

Antes de que pase este año, todas las regiones del mundo sufrirán los efectos de la recesión. 2009 pasará a la historia como el año de la primera recesión verdaderamente mundial de la economía moderna. Es el análisis de Stephen Roach, presidente de Morgan Santely Asia, en un excelente número de la revista Foreign Policy edición española dedicada a la crisis mundial.

“Y aunque desconocemos el rumbo de la economía mundial tenemos la sensación de que todavía esta crisis no tocó fondo” En menos de un año, hemos pasado de alcanzar los 140 dólares en el precio del barril de petróleo a unos 40 dólares hoy. Hablábamos hace muy poco de aumentar la oferta de alimentos ante la demanda impresionante derivada del crecimiento de las clases medias en los BRICS, y hoy estamos hablando de recesión y de depresión. Los medios económicos más importantes del mundo (The Economist, Wall Street Journal, Financial Times, Harvard Business Review, The McKinsey Quarterly) han dedicado extensos artículos sobre la incorporación de millones de pobres en las nuevas clases medias en los BRICS, y hoy volvemos a hablar lamentablemente de aumento de la pobreza. Y aunque desconocemos el rumbo de la economía mundial, y preferiríamos mirar para otro lado, tenemos la sensación de que todavía esta crisis no tocó fondo, más bien lo contrario.

SOMOS TODOS SOCIALISTAS

Uno de los cambios más significativos en la actualidad tiene que ver con el rol del Estado en la economía, y la relación del sector privado con el Estado “Después de todo lo que ha pasado en el último año, hablar hoy de escenarios a más de tres meses es francamente hacer futurología” y la necesidad de mayor regulación.

Newsweek lo resumía muy bien en su portada de hace muy pocos días: We are all Socialist now. El gran gobierno está de vuelta. Quién lo hubiera imaginado: Estados Unidos debe ser en estos momentos uno de los países más franceses o intervencionista del mundo. Ante la ausencia de un sector privado robusto, el gobierno de Estados Unidos debe llenar el vacío. No se trata sólo de discutir la moralidad de ayudar a banqueros ineptos y ajenos completamente a la realidad, sino de reconocer que si el sector financiero termina cayendo, toda la economía se hundirá, dice Robert J. Samuelson.

¿CUÁNTO EMPLEO SE DESTRUIRÁ?

En este sentido, la gran pregunta es cuánto se prolongará la crisis, cuánto empleo se destruirá, y en definitiva cuál será la tendencia predominante para la economía global de los próximos 3-5 años.

Después de todo lo que ha pasado en el último año, hablar hoy de escenarios a más de tres meses es francamente hacer futurología. Sin embargo, he aquí cuatro escenarios diferentes de lo que podría ocurrirle a la economía mundial. Para ello, me he basado en el último dossier del McKinsey Quarterly, The crisis: A new era in Management. Recomiendo leer análisis de Lowell Bryan, directora en la oficina de McKinsey de Nueva York, y de Diana Farrell, directora del Mckinsey Global Institute

1º ESCENARIO: LAS MEDIDAS SÍ FUNCIONAN

El escenario optimista sería que las medidas, como el Plan de estímulo de Barack Obama, y las medidas de otros países, funcionen. Se trataría de un escenario de pronta recuperación, manteniendo la globalización, pero sin cambiar demasiado la arquitectura de las finanzas y del crédito global.

En este escenario, la economía global sufriría una recesión profunda que duraría hasta fines de 2009, pero la intervención pública de los gobiernos en Estados Unidos y Europa sería efectiva y restauraría el crecimiento y el comercio fluiría. Algunos analistas creen con optimismo que Estados Unidos seguiría este camino por las intervenciones fiscales y monetarias sin precedentes.

2º ESCENARIO: EL PLAN DE ESTÍMULO NO ESTIMULA

“El mundo caería en una depresión grave hasta fines de 2010 y el crecimiento se mantendría muy bajo hasta 2012” Aunque los Bancos Centrales de medio mundo y los Ministros de Finanzas y de Economía trabajan conjuntamente en muchos casos para evitar la caída en el abismo, comprando activos tóxicos, y nacionalizando a una parte nada desdeñable de la banca, esta vía no funciona y no se logra restaurar la confianza en 18 meses. ¿Entonces?

El mundo caería en una depresión grave hasta fines de 2010 y el crecimiento se mantendría muy bajo hasta 2012. A pesar de que la recesión sería la más larga de los últimos 70 años, se recuperaría la confianza a través de la innovación empresarial, el dinamismo del sector privado y de una nueva generación de emprendedores y la globalización volvería a su cauce.

3º ESCENARIO: EL REGRESO DE LAS GUERRAS COMERCIALES

En el tercer escenario, los planes de rescate tampoco funcionarían del todo, y la recesión global sería muy significativa, pero afectaría sobre todo a ciertas regiones, y golpearía con fuerza a Estados Unidos y China. “Estados Unidos y Europa se transformarían en bloques comerciales cerrados, en perjuicio de los países emergentes” La reacción de los países afectados sería volcarse fuertemente al proteccionismo comercial y al nacionalismo económico, con lo cual habría una recuperación de ciertos países concretos, pero el comercio mundial estaría menos integrado y se retrocedería en la liberalización del comercio de las últimas décadas.

Volverían con fuerza las guerras comerciales y el nacionalismo económico. El crédito se mantendría caro e inaccesible, pero el nacionalismo económico daría algunos resultados en 2012. Todo el mundo le echaría la culpa a la globalización, que se resentiría mucho.

Estados Unidos y Europa se transformarían en bloques comerciales cerrados, en perjuicio de los países emergentes.

4º ESCENARIO: EL INVIERNO MÁS LARGO

Este último escenario sería el peor: la recesión global sería muy profunda y duraría una década. Las economías caerían en picado en todos los países. Se cerraría prácticamente el acceso al crédito en todo el mundo, y la globalización declinaría fuertemente. Se impondría la inestabilidad social y política en todo el mundo. Las consecuencias de este escenario serían brutales a nivel mundial.

Si bien se trata de cuatro escenarios descriptivos y muy generales, podrían darse lógicamente subescenarios dentro de estas grandes tendencias en función de las industrias o sectores de la economía.

Pero más allá de cuál de los escenarios se impongan, lo que está claro hoy por hoy es que ninguno de ellos está descartado, ni el más optimista ni el mas oscuro de todos. Así que líderes políticos, empresariales y de la sociedad civil: prepárense.